Zurutuza y Agirretxe pintan otra Real

Foto: Ideal de Granada
Foto: Ideal de Granada

La Real Sociedad ya sabe lo que es ganar en la Liga BBVA. El conjunto donostiarra se impuso por pura pegada en el Nuevo Los Carmenes de Granada en una exhibición de pegada que hacía tiempo que no se veía en el conjunto donostiarra. El delantero Imanol Agirretxe fue el gran protagonista anotando los tres tantos del conjunto de Moyes y pudo completar el póker con una jugada con 0-2 en el electrónico.

Real Sociedad y Granada se enfrentaban en un duelo de necesitados. Tras un inicio pésimo de los donostiarras en global y del Granada en casa, el equipo de Moyes toma aire a costa de un Granada que seguirá sin saber lo que es ganar como local.

La primera decisión importante del partido fue la de la Real Sociedad de alinear a Oier Olazábal por el que tendrán que abonar 100.000 euros al estar cedido por el equipo nazarí. Sin Rulli, sancionado, Moyes optó por la lógica y dio la titularidad al meta de Irún a pesar de haberle culpado del gol de Hernán Pérez el pasado sábado. Iñigo Martínez volvió al eje de la zaga y Moyes dio entrada a Zurutuza por Bruma, uno de los más destacados.

Sandoval optó por un once reconocible con Andrés, Miguel Lopes, Doria, Babin, Biraghi, Javi Márquez, Krhin, Isaac, Rochina, Edgar y el marroquí El Arabi en punta de ataque. La primera llegada de la Real Sociedad acabó con el esférico en la meta de Andrés. Un buen centro de Zurutuza lo tocó Agirretxe haciendo el 0-1. A pesar de pedirse fuera de juego del 17 de la Real, Biraghi lo rompía. Poco después pudo cambiar el partido con una acción de Aritz Elustondo con Edgar en el que el del Granada pidió penalti pero pareció, de ser falta, fuera del área.

Al filo del descanso, Dória encarriló la victoria realista tras dejar solo a Agirretxe en una cesión a Andrés. El delantero de Usurbil consiguió el 0-2 a la segunda tras no conseguir agarrarlo el meta murciano que pidió mano del 9 de la Real.

El paso por los vestuarios no despertó a los locales que no tuvieron ocasiones de meterse en el partido. Agirretxe pudo matarlo antes pero marró una espléndida ocasión tras una gran asistencia de Carlos Vela. Después sí acertaría e hizo el 0-3 tras una gran jugada individual que culminó con una sublime vaselina. La Real Sociedad se reencontró con la victoria y estrenó el casillero de los donostiarras en la presente temporada. El próximo domingo disputarán el derby vasco en Anoeta a las 20:30 horas.