Ya tenemos finales

pacersfinals

Miami Heat luchará por el anillo de la NBA por tercer año consecutivo tras barrer ayer a los Indiana Pacers en el séptimo y definitivo partido de las Finales de la Conferencia Este gracias al dúo Lebron James – Dwayne Wade que dejaron en jaque a las estrellas de los visitantes que tuvieron a George y Hibbert -sus bastiones ofensivos- lastrados por las faltas.

Con un récord de 66-16 a los que hay que sumar las 12 victorias por cinco derrotas que han conseguido los de Spoelstra en playoffs, los Heat se enfrentarán a los Spurs de Gregg Popovych por el anillo en unas finales que comenzarán esta semana. Los Spurs llegan descansados tras vencer las finales del Oeste por un contundente 4-0 a los Memphis Grizzlies de Marc Gasol que no pudieron plantar cara más que en dos partidos ante el vendaval exterior de los Spurs.

Tony Parker y Lebron James serán los jugadores a vigilar por ambas defensas y cabe resaltar que los Spurs jugarán sus quintas finales en 14 temporadas…y han ganado las otras cuatro que han jugado.

Miami necesitó llegar al séptimo partido, el cuarto en la carrera de Lebron James, para deshacerse de unos correosos Pacers que tuvieron en Hibbert a su mejor hombre durante casi toda la serie en la que consiguieron ganar un partido en el American Airlines para ponerse 1-1.

Indiana, el final de una temporada de matrícula de honor

Paul GeorgeComenzaron la temporada con la sensible baja de Danny Granger, su estrella, que ha sido baja durante 77 de los 82 partidos de la Liga Regular pero los de Vogel, por encima de nombres, tienen un equipo en el que sobresalen los hombres.

Hibbert, Hill, Stephenson y sobre todo George dieron un punto más al roster y consiguieron que la baja de su hombre franquicia no se notara.

George fue galardonado con el premio al jugador más mejorado de la Liga, un galardón que merecían los Pacers que fueron el tercer equipo del Este con 49 victorias y 32 derrotas al jugar un partido menos por el atentado de Boston.