Washington Wizards: La cenicienta del Este

wiz texto

Que en el Oeste cualquier equipo podía eliminar a su par en playoffs era viable, lo podíamos suponer.

Que Washington Wizards pudiera alargar la serie con Chicago a siete partidos era difícil de imaginar pero era lo más que le podíamos dar a los capitalinos. Que a día de hoy lleven una semana esperando a que Indiana se deshaga de Atlanta o viceversa es algo que absolutamente nadie esperaba.

Lo mismo para Indiana. Los más osados daban una o como muchísimo dos victorias a los Hawks y ayer los Pacers fueron al Phillips Arena a un ‘win or go home’ game…y salvaron el match ball in extremis. Sin Hibbert, claro.

Los Wizards se deshicieron de los Bulls en cinco partidos y tras ganar tres en Chicago. Algo sorprendente sí. Que en el quinto partido, un match ball para los de Illinois, se quedaran en solo 69 puntos es un dato que habla mucho y muy bien de los de Randy Wittman. 

A día de hoy Indiana parece que salvará el escollo de los Hawks para enfrentarse a los Wizards en la semifinal del Este…y los capitalinos son claros favoritos a pesar de contar con el factor cancha en contra. Los Pacers, que perdieron solo seis choques en el Bankers durante la Liga Regular, han perdido dos contra los Hawks en playoffs lo que les hace perder ese favoritismo que durante gran parte de la temporada tuvieron.

Larry Bird construyó un equipo para el anillo y cuando más sólido parecía él solo se lo cargó metiendo a Turner y Bynum en el roster y deshaciéndose de la exestrella Danny Granger a cambio del propio Turner -ayer cero minutos- y de Lavoy Allen que tampoco jugó. Lo de Bynum es curioso. Ahora, al menos, sería necesario en caso de estar disponible porque Hibbert hace tiempo que no se encuentra.

Volviendo a los que ya están en semifinales del Este, los Wizards han visto la explosión de Bradley Beal desde cerca. Estaba llamado a ser una estrella pero su eclosión ha sido tan repentina que ha sorprendido mucho a todos.

Si además de Beal, al quinteto de Wittman le sumas la explosividad y facilidad anotadora de John Wall, la muñeca de Trevor Ariza y el oficio dentro de Marcin Gortat y Nené Hilario el mix queda en un equipo que dará muchas alegrías -posiblemente este año- a la parroquia del Verizon en el futuro.