Vince Carter recupera las Nike Shox BB4

Vince Carter recupera las Nike Shox BB4

Vince Carter forma parte de Nike desde el año 2000. Por aquel entonces, ya era famoso por sus mates legendarios y su enérgico talento para marcar tantos, la combinación que impulsó a Carter hacia el superestrellato.

El jugador presentó Nike Shox BB4 en los Juegos Olímpicos de Sídney. El modelo demostró ser la mezcla perfecta entre sneaker, rendimiento y escena internacional. Ese célebre mate en el que saltó sobre otro jugador de 2,18 m con las zapatillas fue el que lo convirtió en mito y el que dejó claro el poder del sistema Nike Shox. Es imposible sintetizar un momento como este, pero quizás, y solo quizás, esas columnas le dieron la confianza para conseguir ese mate definitivo que ha pasado a la posteridad.

«La leyenda de las zapatillas nació con ese mate. Pero gracias a ellas yo mismo pasé a otro nivel. Me convertí en jugador estrella con las BB4», cuenta Carter.

El concepto de Nike Shox se gestó mucho antes del lanzamiento de BB4. Se trataba de una idea revolucionaria, planteada por primera vez en 1984, y que necesitaba una espuma que todavía no se había inventado. Sin embargo, la idea de Shox resurgió a finales de los 90 y despertó el interés de Eric Avar y del equipo de diseño, como una tecnología visualmente expresiva con un significativo valor de rendimiento.

Al dejar que la recién diseñada Nike Shox hablara, Avar sabía que no tenía sentido intentar quitarle importancia a la suela en una zapatilla como esa. «Creo que todas las zapatillas deberían tener un elemento atrevido y emblemático.