True Warrior: Shaun Livingston

True Warrior: Shaun Livingston

Shaun Livingston, número 4 del draft, uno de los mejores proyectos de la NBA y campeón de la NBA en 2015. Desde esa foto con la gorra de los Clippers en el draft hasta la que tiene con el título en The Land -donde también jugó- han pasado 11 años…y una historia, la contó en The Players’ Tribune.

Nunca me he considerado una persona supersiticiosa pero me he convertido en una . Nunca he visto la grabación de mi rodilla como si fuera plastilina ante los Charlotte Bobcast el 26 de febrero de 2007. Y no lo hará, no puedo ver repeticiones de ninguna lesión. Nunca he visto caer a Kevin Ware, no tengo ni idea de cómo se lesionó Derrick Rose. ¿Paul George? Ni idea. Espalda, rodilla, esguince de tobillo, muñeca…no puedo mirar. 

Cuando me lesioné YouTube estaba comenzando. Las repeticiones de las lesiones no eran analizadas antes de mí. Fui el primer hombre cuya caída fue repetida en blogs, el primer en verlo repetido una y otra vez en la ESPN. No tenían descargo de responsabilidad, no advertían de lo que venía como hacen ahora. Sé que es un negocio y que hay un negocio detrás, incluso una audiencia para ello pero la odio. Todavía recuerdo estar en una camilla de hospital tomando un sandwich pensando si estaría fuera seis u ocho meses cuando una enfermera me dijo que igual me tenían que amputar la pierna. Lo dijo como si nada. Mientras veía mi carrera pasar delante de mí escuchaba a gente fuera gritando y riéndose viendo en la ESPN la repetición de la bandeja que cambió mi vida. No me importó mucho. 

No podía volver atrás, no soy cirujano pero sí puedo ser sólido mentalmente. No quiero sonar listillo pero el mero hecho de estar positivo y de controlar mis emociones creo que fue importante en el proceso. Y creo que mi historia y mi proceso puede ser de ayuda para otros chicos así que voy a usar este espacio para contarlo. Hablaré en detalle de mi lesión, operación y recuperación pero no quiero aburriros con ello. Espero daros los detalles más violentos pero también lo bueno de lo que hablo con otros atletas que me dieron fuerza. Evidentemente no todos fueron mi campeón así que echaré algunas de mis dudas fueras, también. 

Y ahora…os vais todos a YouTube, ¿verdad?