EL AMARILLO DE PARÍS LLEVA TU NOMBRE, FROOME

EL AMARILLO DE PARÍS LLEVA TU NOMBRE, FROOME

EL AMARILLO DE PARÍS LLEVA TU NOMBRE, FROOME

Cuando uno sigue el Tour de Francia desde hace años sabe que el ganador del Tour, además de tener el mejor estado de forma, tiene siempre la suerte de su lado. El tramposo de Lance Armstrong la tuvo cuando en 2003 vio caer a Beloki al suelo mientras él salió campo a través sin pinchar o sin caerse y hacerse daño. Más allá de lo tramposo que era o de cómo iban él o sus compañeros, el de Austin tenía estrella.

Durante sus siete Tours tuvo pocas desgracias. Si acaso, la caída camino de Luz Ardiden en ese mismo Tour…cuando también se cayó Iban Mayo, el hombre que podría destrozarle. Lo mismo ocurrió con Contador o con Cadel Evans. El de Pinto vio cómo Schleck sufría un percance con su cadena mientras él atacaba y el aussie parecía del grupo de “nunca vas a ganar el Tour” hasta que salvó un año sin altercados, sin bajones de forma incluido.

Cuando el Tour te da la espalda con caídas o pinchazos da igual la forma, cuando evitas todo, es tu año

Como corredor del Lotto, Evans siempre tuvo la fama de segundón y siempre le pasaba algo…hasta que tuvo todo de frente. Desde 2011, el Tour da la espalda a Alberto Contador que se ha caído más veces en los Tours de ese mismo año y del presente que en sus años gloriosos. Más allá del estado físico, supimos que Contador no ganaría el Tour desde la primera etapa porque tras caerse el Tour ya va en tu contra. Es una norma no escrita.

Y aquí va el análisis de lo sucedido camino del Mont Ventoux. Bajando el puerto anterior, Simon Gerrans, Ian Standard, Geraint Thomas y Wout Poels se fueron al suelo en una curva en la que la rueda trasera patinó al australiano y la montonera la completaron los Sky. Detrás del tercer Sky caído, Froome frenaba justo a tiempo de no caerse ya no al suelo, sino colina abajo. Lo mismo en la caída del último kilómetro.

Froome ha sido el tercero en caer y solo ha roto la bici. Es cierto que la velocidad no era mucha lo cual habría hecho la caída más light por así decirlo pero Froome se podía haber hecho mucho más daño. El mismo Porte se ha podido hacer mucho daño al comerse la bici y habrá que saber cómo tiene la mandíbula pero el del BMC ya tiene tiempo perdido, la guerra de Froome iba con los de más atrás. Richie Porte es 11º a más de 2 minutos de Froome, tiempo que perdió en un percance mecánico.

Cuando vas a ganar el Tour lo tienes todo de cara y Froome lo tiene. Y quien no se crea la teoría…que le pregunte a Nibali a ver cuántos rivales suyos se cayeron en el Tour que ganó en 2014.