DeMar DeRozan y Kyle Lowry con 21 puntos cada uno le dieron a los Toronto Raptors el factor cancha de la eliminatoria contra los Pacers. La pareja de los norteños siguió con malos porcentajes (15/40 en TC) pero supo imponerse a un Paul George poco atinado (6/19) y que necesitó de 12 tiros libres para llegar hasta los 25 puntos.

Fue precisamente DeRozan el que lideró a los Raptors desde el principio. El 10 de Toronto anotó 4/8 en el primer cuarto para 12 puntos y a pesar del bajón que tuvo durante el resto del partido, sirvió de faro para los de Casey el día que Indiana supo parar a Valanciunas, 9 puntos y 3 de 8 en tiros. Indiana volvió a pagar el mal partido de su rotación y es que salvo Myles Turner (7/12 en TC), los relevos de los Pacers estuvieron poco atinados con CJ Miles y Stuckey jugando pocos minutos y anotando solo cinco puntos por parte del ex de los Pistons. George Hill acabó con 13 puntos y Monta Ellis, el otro pilar de Vogel, solo con siete.

Toronto salió con decisión y las primeras ventajas cayeron de su lado y fueron considerables. Después del 9-8 para Indiana, Toronto lideró un parcial de 7-16 que los suplentes de ambos equipos agrandaron hasta los casi veinte puntos de desventaja. Los errores de Indiana condenaron al equipo local que vio cómo el segundo cuarto fue una continuación del primero y llegó a tener un marcador de -20 (33-53) poco antes del descanso.

Los Pacers consiguieron tirar de efecto Bankers y la fiebre amarillo pudo con el We The North hasta dejar el partido en doce puntos al término del tercer cuarto, parecía haber partido. Cory Joseph y Kyle Lowry se encargaron de apagar el incendio y sendas canastas a finales de posesión mataron a los Pacers que se vieron de nuevo veinte abajo (63-83). A pesar del orgullo de los Pacers, el marcador nunca perdió los dos dígitos de ventaja para los Raptors.