Paul George Game 5 Raptors

Indiana Pacers tiró por la borda un partido mayúsculo de Paul George que lideró a los Pacers con una exhibición de liderazgo, talento y descaro y que acabó con 39 puntos del alero de Palmdale. Los Pacers vencían 90-75 al inicio del último cuarto pero entraron en un colapso absoluto que acabó con un 92-98 en el luminoso para Toronto. En ese tramo, solo ocho tiros de campo de los Pacers -entró uno- y seis pérdidas para tirar un partido y, quién sabe, una eliminatoria. El triple para empatar el partido de Solomon Hill llegó una décima tarde.

Pattrick Patterson fue el nombre más importante del inicio del partido al entrar en el quinteto de los canadienses en detrimento de Luis Scola que no llegó a disputar un solo minuto ante sus excompañeros. Los Pacers comenzaron como un tiro y rápidamente lograron las primeras rentas de la noche desde el perímetro. 35-20 fue el primer parcial y 7/10 en triples anotaron los de Vogel con Paul George y George Hill como estiletes ofensivos de un equipo que veía el aro como una piscina. En el otro lado, DeMar DeRozan comenzó el choque atinado (5/5) para ir deshaciéndose. Kyle Lowry siguió a su nivel de playoffs y los canadienses no vieron venir los golpes.

La segunda unidad igualó las cosas. Un parcial de casi diez puntos de renta de Toronto nada más salir igualó el marcador hasta que apareció de nuevo en pista Paul George. El de Palmdale volvió a dar luz a los suyos y el parcial del segundo cuarto se equilibró para que Indiana llegara más nueve al descanso, 61-52. El guión se repitió en el tercer cuarto con Paul George protagonizando las mejores acciones de la noche. El 13 de los Pacers anotó 13 puntos en el tercer cuarto destrozando por los cuatro costados a DeMarre Carroll y dejando acciones notorias que llevaron al momento del colapso, cuando Indiana alcanzó los 90 puntos. En ese momento los Raptors sumaban 75 y sin DeRozan eran incapaces de anotar.

Casey apostó por Lowry y Joseph para llevar la batuta, Powell para cubrir la sangrante defensa de Carroll, Ross para el perímetro y Biyombo para la pintura y le salió a las mil maravillas. Sin DeRozan, Carroll ni Valanciunas, los Raptors encadenaron diez puntos sin respuesta de Indiana y cuando los Pacers anotaron dos puntos, Toronto respondió con un 13-0 de parcial hasta el vergonzoso 23-2 que puso Corey Joseph en el último cuarto. La primera ventaja de Toronto en el partido llegó a poco más de tres minutos del final del mismo.

Hasta el final, Indiana tiró de épica y casi le vale. Solomon Hill anotó un triple in extremis para poner a los suyos a uno y tras la visita de DeRozan a la línea, el propio Hill anotó un triplazo para empatar que llegó una décima parte. La eliminatoria vuelve a Indiana donde el equipo de Vogel tendrá que hacer frente a una losa que parece, a simple vista, imposible de levantar: haber perdido el quinto partido de esta manera.