EL MVP MÁS BAJITO DE LA HISTORIA

Pocas veces 183 centímetros fueron tan determinantes en la NBA. Pocas veces coparon tantas portadas, dieron tanto a tantos equipos y fueron un quebradero de cabeza para el resto. Es la historia de ‘The Answer’ un tipo diferente, una auténtica estrella del baloncesto que hacía bueno el dicho de que las mejores esencias vienen en frascos pequeños.

Instituto, pelea y casi cárcel

Allen Ezail Iverson nació en Hampton en el estado de Virginia el 7 de junio de 1975 y fue el número 1 del draft de 1996 o lo que es lo mismo: del draft de Kobe Bryant y Steve Nash. Casi nada.

kbi2il3jzkmsbrdbyerhSus inicios no fueron fáciles ya que en el Instituto Bethel jugaba tanto al Fútbol Americano como al Baloncesto, combinando sus dotes como base en baloncesto con jugar de quarterback, running back, kick returner o defensive back en el rugby. Como junior fue nombrado mejor jugador de instituto tanto de fútbol americano como de baloncesto, un premio otorgado por Associated Press.

El 14 de febrero de 1993 Allen Iverson se vio envuelto en una pelea que a punto estuvo de mandarle a la cárcel. Con un grupo de amigos -todos ellos negros- tuvieron un lío en una bolera con un grupo de blancos y sólo los amigos de Iverson, y el propio jugador, fueron condenados.

AI’ fue condenado a 15 años de prisión y 10 meses de suspensión por supuestamente agredir con una silla a una chica blanca.

John Thompson su salvador

En todas las carreras parecidas a las de Iverson hay un ángel de la guarda, en su caso fue su entrenador en Georgetown. La madre de Iverson habló con él para que le ayudara a su hijo y él le ofreció a Iverson una beca en la Universidad de Georgetown con la amenaza de mandarlo de vuelta a casa antes la más mínima indisciplina.

En la Universidad de Georgetown Iverson fue mejor defensor en dos ocasiones, En su año de Sophomore lideró a su equipo con 25 puntos por partido y fue elegido como integrante del primer equipo All American de la Associated Press.

Al año siguiente, Iverson debutó en la NBA con la camiseta de Philadelphia. La enfermedad de una de sus hermanas hizo que AI tuviera que adelantar su salto a la mejor liga de baloncesto del mundo. 

With the first pick…

7fa178166685479b51a5028b5a1f10a4Uno de los mejores drafts de la historia y, sin duda, el mejor de la década de los noventa, fue el que encumbró a Allen Iverson como número 1. AI3 se convirtió en el jugador más bajito en ser elegido en primera la posición del draft.

En su primer año consiguió el Rookie of the year gracias a sus 23,5 puntos por partido. A esos puntos había que sumarle 7 asistencias y 2 robos por noche. Unos numerosos más que notables para un novato. Fue el jugador más joven en anotar 50 o más puntos en un partido al hacerle 50 a los Cleveland Cavaliers el 12 de abril del 97 y también fue nombrado MVP del partido de Rookies vs. Sophomores del All Star Weekend.

Unos Sixers de verdad

Su primera temporada fue buena en lo particular pero no en lo que a los Sixers se refería. La franquicia acabó con 22 victorias y 60 derrotas y fue mejorando poco a poco, más o menos como los Philadelphia 76ers de la actualidad.

En su año de sophomore la franquicia ganó nueve partidos más para acabar con un balance de 31-51 y abandonar los bajos fondos de la Conferencia Este.

Jugó 80 de los 82 partidos de la Regular Season, cuatro más que en su año rookie bajando de 23,5 a 22 puntos por partido. A eso le sumó cuatro rebotes, siete asistencias y dos robos además de comenzar a forjar su leyenda como genio y figura de los crossovers. En lo negativo, su acierto desde más allá del perímetro fue regular en su año rookie (34%) y aún peor en su segunda campaña (29%).

Su primer lockout

Tras amenazar con el cierre patronal en los veranos de 1995 y 1996, la campaña 1998 fue la del primer lockout efectivo que dejó el calendario en solo cincuenta partidos, algo que favoreció a unos Sixers que bajo la batuta de Allen Iverson ganaron 28 partidos y se colaron como octavos del Este en los playoffs. Iverson jugó 48 partidos con más de 41 minutos de media y promedió 26,8 puntos siendo el único jugador de la NBA en intentar más de 1,000 tiros a canasta. Estuvo en el mejor quinteto de la NBA y en las estadísticas aparece en los primeros nombres en tiros fallados o pérdidas. Nunca dejó de asumir su responsabilidad y su liderazgo.

Fue el único jugador en tirar más de 1000 veces a canasta durante la temporada 1998-99

Fueron la sorpresa de los playoffs al cargarse a los Orlando Magic por un claro 3-1 con 28 puntos, seis asistencias y tres rebotes de su franchise player. Eric Snow con 13 puntos y Larry Hughes con 12, 5 fueron los siguientes en la lista de anotadores de unos Sixers donde ya estaba Nazr Mohammed, todavía en activo. Las semifinales de Conferencia no fueron su mejor serie y los Indiana Pacers de Reggie Miller, Marc Jackson, Rik Smits y Jalen Rose les endosaron un contundente 4-0 barriéndoles del camino por el título. A pesar de los contundente de la serie, los Pacers solo pudieron ganar un partido -el tercero- por más de diez puntos. El primero se decidió por cuatro y el segundo y el cuarto y definitivo por solo tres. 

De nuevo los Pacers

reggieLa segunda aventura de Allen Iverson en los playoffs también estuvo marcada por los Indiana Pacers aunque en esta ocasión, los Sixers se llevaron dos victorias. En su camino a los playoffs, Philadelphia tuvo una temporada marcada por la irregularidad bajo la batuta de Larry Brown. A pesar de comenzar la temporada con 0-3, 5-8 o con 11-12, llegaron al All Star con un balance de 27 victorias y 22 derrotas después de ganar por dos puntos a los New Jersey Nets. Ganaron 14 de los últimos 19 partidos de la Regular Season y se plantaron en los playoffs como quintos del Este ante los Charlotte Hornets -cuartos- de Derrick Coleman, Eddie Jones, Brad Miller y Baron Davis. Robaron el factor cancha en la primera visita a Carolina del Norte. 

La serie contra los Pacers no pudo empezar de peor manera. Reggie Miller y compañía pusieron el modo apisonadora de inicio y se llevaron los dos primeros partidos en el Conseco y el tercero en Philadelphia. Phila se llevaría el cuarto y el quinto robando una esperanzadora victoria en Indianápolis con 37 puntos de Allen Iverson. Una mala noche de Toni Kukoc (6 de 17 en TC) condenó a los Sixers en el sexto.

No, no, no

La temporada 2000-2001 fue la mejor de Iverson en la NBA. Promedió 31,1 puntos, 3,8 asistencias y 3 rebotes de media en una franquicia que empezó la NBA como un tiro con diez victorias consecutivas en los que Iverson no bajó de los 17 puntos. El récord llegó a un 14-2 y a un espectacular 25-8 o 36-14 antes del All Star Game. Los Sixers completaron una regular season sobresaliente con 56 victorias y 26 derrotas. En febrero de ese mismo año, Iverson consiguió un compañero de altura con la llegada de Dikembe Mutombo a cambio de Kukoc, Ratliff o Pepe Sánchez.

La llegada de Dikembe Mutombo transformó el proyecto de Phila: había un gran lugarteniente para The Answer

La noche de reyes, Iverson se disfrazó y regaló 54 puntos a los Sixers para ganar de cuatro puntos a los Cleveland Cavaliers en Ohio, fue su mejor actuación de la temporada. Anotaría 51 puntos dos semanas después en una derrota contra los Raptors, su segunda máxima anotación del año. Anotó por encima de 20 puntos en 61 ocasiones, de los treinta en 35 noches y de los cuarenta en 17. 

Small ball’s MVP

Liderar a unos Sixers campeones del Este le valieron a Iverson para ser MVP de la temporada convirtiéndose en el jugador más bajito en ser nombrado mejor jugador de la NBA. Completaron su fantástica temporada en los playoffs cargándose, por fin, a los Pacers tras ganar Reggie Milles & co. el primer partido de la serie por un punto. Indiana completó la eliminatoria en el Conseco llevándose dos partidos, tercero y cuarto de la serie. Buena culpa tuvieron los promedios de Iverson: 31,5 puntos, 6,5 asistencias y 4 rebotes. 

Philly completó el cuadro del Este deshaciéndose de Toronto Raptors y Milwaukee Bucks en siete partidos. A los canadienses con 33 puntos de media de Iverson incluyendo 21 puntos (8/27 en TC) y 16 asistencias en el séptimo y definitivo que los Sixers se llevaron un punto (88-87). Iverson jugó los 48 minutos del choque.

Ante los Milwaukee Bucks de Ray Allen y Glenn Robinson también se fueron a siete partidos y también ganaron un partido -el quinto- en casa y por un punto. Iverson promedió 30,5 puntos con un 34% en tiros de campo durante los 45′ de media que disputó en la serie. Anotó 44 puntos en el Game 7.

The Finals: el principio del fin

allen lueDespués de dos series a siete partidos, los Sixers llegaron a las finales contra los Lakers de Shaquille O’Neal, Kobe Bryant, Derek Fisher, Robert Horry…o Tyron Lue. Con 48 puntos (18 de 41 en TC) de Iverson, los Sixers tomaron la delantera en la serie pero no pudieron ir más allá. Iverson promedió 35 puntos en unas finales que recordaremos por la imagen de Iverson con Lue. Los Lakers tomaron ventaja tras ganar por 9 y 5 puntos antes de arrasar y cerrar la serie ganando el cuarto y el quinto por más de diez puntos.

Con el título de alternativa a los Lakers, los Sixers tuvieron la presión desde el inicio de la temporada 2001-2002 en la que pasaron de las 56 a las 43 victorias Iverson promedió 31 puntos en los 60 partidos que disputó y los Sixers cayeron en primera ronda ante los Boston Celtics de Paul Pierce y Antoine Walker. Comenzaron la temporada con la cara B, perdiendo los cinco primeros partidos y 14 de los primeros 22.

A pesar de Iverson, la franquicia comenzó un declive que acabó privándoles de los playoffs durante varias campañas. Los fichajes de Korver, Chris Webber y la llegada de André Iguodala le dieron otra cara a la franquicia que no terminó de arrancar y que era el inicio del fin.

Diez años y camino de Arizona

Tras una década como jugador franquicia de los Philadelphia 76ers, el base de los Hoyas de Georgetown fue traspasado a los Denver Nuggets a cambio de Andre Miller, Joe Smith y dos primeras rondas del siguiente draft, el de 2007, que acabarían siendo Daeaquan Cook y Petteri Koponen. En los Nuggets, Iverson se encontró con un equipo ganador donde estaban JR Smith, Carmelo Anthony, Nene y Marcus Camby.

El debut de Iverson coincidió con una lesión de Carmelo Anthony y una derrota de los AllenIversonNuggets a pesar de los 22 puntos y 10 asistencias que firmó Iverson desde el banquillo. Iverson perdería seis de los primeros ocho partidos en Arizona y ocho de los primeros once. A cambio ganarían diez de los últimos once para acabar la regular season. Acabaron sextos del Oeste y cayeron en primera ronda ante los San Antonio Spurs.

Un año después, Carmelo y AI se combinaron para 52 puntos por partidos pero no fueron rival para Los Angeles Lakers de Kobe Bryant y Pau Gasol en la primera ronda de los playoffs del Oeste. Tanto Iverson como Melo anotaron 30 puntos en la primera noche de los playoffs pero los Lakers se fueron hasta los 128 de la mano de un excelso Pau Gasol. El pívot de Sant Boi firmó 36 puntos, 16 rebotes y 8 asistencias en la que fue su primera victoria en un partido de playoff. La 2007-08 sería la única temporada completa de Allen Iverson en Arizona ya que en noviembre fue traspaso a los Pistons a cambio de Chauncey Billups.

Bad boy

El cambio de aires no sentó bien a Allen Iverson que firmaría su peor temporada en la NBA y la primera sin alcanzar los 20 puntos de promedio. Promedió 18,7 en los tres partidos que jugó con los Nuggets y 17,4 en los 50 que jugaría con la camiseta de los Bad Boys.

Los Pistons no le renovaron y Iverson vio cómo había caído en la más absoluta desgracia baloncestística. Pasó de cobrar 20 millones de dólares de los Detroit Pistons a solo un millón en los Memphis Grizzlies. Y lo peor estaba por llegar. Solo jugó tres partidos con los Grizzlies (11, 18 y 8 puntos con los del FedEx) antes de ser cortado y volver a Phila.

allen

“Nada como volver a casa” debió pensar el de Georgetown pero lo cierto es que segundas partes nunca fueron buenas se ajusta más a su verdad. Tuvo buenas noches con los nuevos Sixers -ya lucían nueva imagen- y anotó más de 20 puntos en seis ocasiones, poco para lo que era Iverson.

Anotó en dobles dígitos en 21 de las 25 noches que disputó con los Sixers en lo que sería su adiós a la NBA. Los Sixers no decidieron contar con él y Iverson vio Europa como una solución.

La pasión turca

El 26 de octubre de 2010 la web de Yahoo! Sports anunciaba, en exclusiva, que Allen Iverson había llegado a un acuerdo con el Besiktas turco a cambio de 4 millones de dólares al año. Debutó con los otomanos en un partido de Euroliga que perdieron a pesar de sus 16 puntos.

A pesar de la importante inversión económica de los turcos, sólo tres meses después de firmar con ellos, Iverson volvió a Nueva York por unas molestias en la pantorrilla…y se retiró definitivamente de las canchas.

Tras vender a Fisher, los Lakers tantearon su fichaje poniendo como condición que se fogueara primero en la NBADL, algo a lo que un MVP de la NBA como Allen Iverson dijo no rotundamente.