Gibson

taj-gibson-joakim-noahQue Taj Gibson se estaba sacrificando por los Chicago Bulls el año pasado era algo que todos sabíamos. Que jugaba lesionado era un secreto a voces pero lo que no sabíamos, ni siquiera el 22 de los Bulls lo sabía, era la gravedad de su lesión.

El médico que le atendió estaba sorprendido de la cantidad de dolor que podía soportar y es que Gibson tenía un ligamento totalmente desgarrado según demostraron las pruebas que le realizaron al acabar la temporada de los de Illinois. “Durante la operación, (el doctor) estaba asombrado por cómo había sido capaz de jugar”, dijo el 22. “Me dijo que nunca había conocido a nadie que hubiera soportado ese dolor. Yo pensaba que era lo normal. Estaba sorprendido de que fuera capaz de correr o de levantarme. Pero hizo un buen trabajo. Me siento bendecido por ello. La forma en la que todos hablaban del post-operatorio. Tengo suerte y soy optimista”, dijo en declaraciones al Chicago Tribune.