skiles

Scott Skiles se ha convertido en el hombre del día en la NBA. Un año después de coger las riendas de los Orlando Magic, el mítico base de la franquicia de Florida ha informado a los Magic de que dejará el puesto de entrenador jefe de manera inmediata. Las respuestas no se han hecho esperar y el primero ha sido Evan Fournier, escolta francés de los Magic que tuiteó un escueto: “What the fuck”, “Qué cojones”.

Tras dos años airéandose, Skiles decidió volver a la NBA en el verano de 2015 y lo hizo al frente de una de las franquicias más prometedoras de la NBA como son los Magic. Los Oladipo, Gordon, Fournier, Payton o Vucevic son nombres llamados a liderar el Este a corto plazo y este año firmaron un 35-47. La temporada estuvo claramente marcada entre el balance de 2015 (19-13 para los Magic) y lo que sucedió con el cambio del año que se tradujo en 16 victorias y 34 derrotas más.

Los Magic traspasaron con la temporada comenzada a Channing Frye y Tobias Harris, dos hombres importantes en la pintura y consiguieron a Brandon Jennings y Ersan Ilyasova, dos hombres del gusto de Skiles que ya los tuvo en Milwaukee.