Saul Niguez; Atlético Bayern


Goal Saul Niguez – Atletico Madrid 1-0 Bayern… por 109253pr

Un solitario gol de Saúl, pero qué golazo, permite soñar al Atlético con regresar a una final de Champions League tras la disputada en 2014. El Bayern se impuso, como toda lógica invitaba a pensar, en la posesión pero las ocasiones se repartieron por igual con un tremendo zurdazo de Alaba al larguero y una maravillosa jugada de Torres que acabó estrellándose en el palo con Neuer batido.

Simeone optó por Savic en el eje de la zaga para acompañar a Gimenez y el resto del once fue el esperado con Gabi, Koke, Augusto y Saúl ocupando el medio campo por detrás de Antoine Griezmann y Fernando Torres. En el otro bando, Guardiola optó por situar a Alaba de central en detrimento de Benatia lo que dio entrada a Juan Bernat en el flanco izquierdo. Xabi Alonso jugó en la sala máquinas y Guardiola trató de abrir el campo con Coman y Costa por lo que sentó a Thomas Müller de inicio.

El Vicente Calderón evocaba a otra gran noche europea y su Atleti salió a morder. A los diez minutos Saúl cogió un balón en el medio campo y tras sentar a Xabi Alonso se plantó en el área donde recortó a Alaba y lanzó un zurdazo que besó la cepa del palo antes de colarse y hacer explotar al Calderón. Sin contar un cuarto de hora, el Atlético ya había conseguido derribar el muro y se limitó a regalar la posesión a un Bayern donde Thiago y Alonso llevaban la manija con una velocidad que no conseguía poner contra las cuerdas a los del Cholo. Solo un tiro de Lahm que pudo pegar en la mano de un defensor -así lo pidió el capitán teutón- puso en vilo a la afición.

El paso por los vestuario no varió un ápice el guión de la noche con el Bayern dominando el esférico y el Atlético replegado y esperando a la contra. Tuvo David Alaba la primera con un impresionante zurdazo desde más de treinta metros que reventó el larguero de Jan Oblak e hizo enmudecer, por un segundo, al Vicente Calderón. Poco después Javi Martínez remató solo de cabeza en el área pequeña pero se encontró con el meta esloveno antes de que el Atlético diera respuesta al ataque bávaro.

Fue Fernando Torres el que la tuvo. El delantero de Fuenlabrada se plantó dentro del área y tras recortar a Alaba envió un precioso remate con el exterior del pie derecho al poste izquierdo de la meta de Neuer. Los cambios no cambiaron el partido. Con Müller, Benatia y Ribery en el campo, el Bayern siguió buscando las bandas para hacer daño al Atlético pero se toparon una otra vez con unos omnipresentes Saúl, Gabi, Koke o Augusto. Cuando no taparon los mediocampistas los disparos apareció Oblak para hacer soñar al aficionado atlético con volver a Milán donde un testarazo de Diego Costa comenzó el camino a Lisboa hace dos años.