Sacramento Proud

Sacramento Proud

Basado en hechos tremendamente reales. En 2005 me compré el NBA Live para la Play Station 2 y cuál fue mi sorpresa cuando mi novia, en 2008, me dijo que lo tenía y que era muy buena. Y lo era. Jugaba con los Sacramento Kings, un equipo que sumaba tres semifinales del Oeste y una final de Conferencia en los últimos cuatro años y sí, jugaba bien. Lo hacía con Doug Christie, Mike Bibby, Peja Stojakovic y Mike Webber y claro, eso era bastante fácil en un juego en el que los pívots podían recorrer la pista haciendo reversos sin perder el balón. Hasta Shaquille O’Neal metía triples si sabías el truco -que no era nada difícil- de anotar desde la línea.

Una buena noche del año pasado nos reencontramos delante de la pantalla con el mismo juego. Los Kings seguían siendo una maravilla y Nash, MVP de aquella temporada, solo tenía 75. Pero gané. Cambiamos los tornos y probamos el 2K17 porque no podía ser tan complicado. “Los Kings no te van a valer”, le avisé. Y no valieron.

Las ocho temporadas de Rick Adelman se cerraron en 2006 tras otras tantas campañas llegando a la postemporada en California. Su peor balance, un 44-38 que firmaría casi cualquier equipo antes de una nueva temporada. Desde entonces, más de una década después, los Kings solo han tenido una temporada cercana al 50% de victorias, un 38-44 que supone un 46%. Han pasado 10 entrenadores y han desaprovechado la oportunidad de crear un equipo ganador con DeMarcus Cousins que otra cosa no, pero bueno ha sido siempre un rato. Ni con Isaiah Thomas, ni con Rudy Gay ni con Rajon Rondo, de ninguna manera en Sacramento se vio a los Kings.

Antes de la temporada 2016-17 la NBA publicó los emojis tuiteros de los equipos y la sorpresa fue considerable cuando la franquicia de California eligió #SacramentoProud como su eslogan, su marca. ¿Orgullo de Sacramento?

Debe ser terriblemente difícil ser de los Kings en una California que desde su último partido de playoff ha visto llegar cuatro anillos y seis finales entre los Lakers de Pau y Kobe y los Warriors actuales. Los Clippers también han brillado a su manera y los Kings…pues a lo suyo.

Suman 17 victorias y 36 derrotas en las 53 primeras jornadas de la nueva temporada y la duda vuelve a ser la misma, ¿por qué? Hace unos años se fichó a George Karl y se puso con DeMarcus Cousins a Marco Belinelli, Caron Butler o Rajon Rondo además de Rudy Gay y el balance fue de 33-49. Why?

Este verano muchos apuntaron a los Kings como el equipo que mejor se había movido en el mercado. Traspasaron a DeMarcus en febrero y aunque no fue mucho lo que lograron a cambio tampoco les fue mal. En verano eligieron a De’Aaron Fox, Harry Giles, Frank Mason III y Justin Jackson en el draft y ficharon a Bogdan Bogdanovic además de firmar a George Hill y Zach Randolph, dos viejos rockeros que darían rendimiento inmediato de necesitarlo. No fue así con el base de Indiana, un movimiento que generó dudas por el puesto que ocupaba habiendo llegado Fox pero se intuía que sería un buen tutor para el joven saiyan.

Los Kings son el 22º equipo en porcentaje de tiros de campo a pesar de ser el segundo mejor en triples con casi un 40% –27º en anotados y 29º en intentados, claro-. También son 29º en puntos anotados, 27º en asistencias y 28º en rebotes.

Zbo es el máximo anotador con poco más de 14 puntos y casi 40 años y los mates de Vince Carter, ya en sus cuarenta, son casi lo único destacable del equipo cada noche. De’Aaron Fox deja destellos pero está en un ambiente tan nocivo que asusta pensar que pueda quedarse por el camino y Skal Labissiere y Willie Cauley Stein no terminan de explotar

El equipo es penúltimo del Oeste solo con los Mavericks por debajo. Desde que salieran de los playoffs, solo Tyreke Evans y DeMarcus Cousins han sido elecciones del top5 del draft hasta este año cuando De’Aaron Fox fue elegido en ese mismo puesto. Evans fue ROY y ni siquiera con él de estrella lograron un proyecto ganador y por si fuera poco, han utilizado picks del draft para elegir a Nik Stauskas, Bismack Biyombo, Thomas Robinson o Ben McLemore.

El tirador de Michigan fue seleccionado antes que Dario Saric, Zach LaVine, TJ Warren, Jusuf Nurkic o Rodney Hood, el center africano por delante de Kemba Walker o Klay Thompson, el del Fener antes que Lillard o Drummond y el ahora jugador de Memphis vio salir después a KCP, CJ McCollum, Steven Adams o Giannis Antetokounmpo