dmcousins

La noche del All Star Game quedó empañada por el traspaso de uno de los mejores jugadores del Oeste, uno de los seleccionados de hecho, al equipo que acogía la cita de las estrellas. Tres años y medio después de draftear a Nerlens Noel, los New Orleans Pelicans tendrán a dos jugadores interiores de garantías ya que aquella fantástica pareja se quedó en eso, en pura fantasía.

Sacramento lleva más de diez años sin pisar los playoffs y las esperanzas de conseguirlas con DeMarcus Cousins eran pequeñas pero ahora mismo son novenos del Oeste a 1,5 partidos de los Nuggets que también se encuentran en proceso de reconstrucción. Han sido muchos años de decepciones para los Kings a pesar de tener primero a uno de los mejores pívots de la NBA y después a uno de los más completos ya que DeMarcus se salió al triple con una naturalidad pasmosa para un center que promedia +25 y +10. Con 26 años, Cousins ha liderado -sí, ha liderado- a los Kings con 27,8 puntos y 10,7 rebotes además de repartir 4,9 asistencias.

A pesar de la lesión de Rudy Gay, los Kings son novenos del Oeste bajo la batuta de Dave Joerger, el primer paso del nuevo proyecto que dieron en verano y que pareció el primer paso acertado del equipo en mucho tiempo. Tras el experimento fallido de Karl y los fracasos de Caron Butler, Rajon Rondo o Marco Belinelli, los Kings son uno de esos equipos que hay que querer porque son así, hay que entenderlos.

Y el culmen de la era Cousins es salir de los Kings por la puerta de atrás cuando te habían medio prometido 200 millones por 5 años en la noche de un All Star en el que estás seleccionado. DeMarcus pasó ayer a la historia por ser el participante de un All Star Game que menos minutos disputa en el partido de las estrellas. Habló con el cuerpo técnico y dijo que no estaba para fiestas, nunca mejor dicho.

Los Kings se quedan con el prometedor Buddy Hield además de Langston Galloway y Tyreke Evans, que regresa a California donde ganó el Rookie of the Year por delante de Stephen Curry, James Harden, DeMar DeRozan o Blake Griffin, casi nada. 

Al lado de DeMarcus Cousins han jugado nombres como Marcus Thornton, Rudy Gay, Darren Collison, Rajon Rondo e Isaiah Thomas en diferentes épocas y ningún año ha tenido un balance positivo y solo un año ha sobrepasado las 30 victorias. Los Kings han sido muy Kings y DeMarcus seguirá siendo DeMarcus, pero ahora cada uno en un lado.