Rubén Plaza se da un homenaje en Gap

  • Tercera victoria española este año

  • Primera de Rubén Plaza en el Tour de 2015

  • Nuevo segundo puesto de Sagan

  • Escalofriante caída de Geraint Thomas

  • Nibali sacó medio minuto al resto de favoritos

Imagen: Reuters
Imagen: Reuters

El ciclista valenciano de Lampre Mérida se coló en una numerosa escapada donde Peter Sagan, Boasson Hagen o Voeckler tenían más papeletas de ganar pero tiró de veteranía. Atacó subiendo Manse y sacó 50″ a un grupo donde nadie quería tirar para cogerle y llegar con Sagan y a pesar de la exhibición del eslovaco en la tristemente inolvidable bajada hacia Gap. Geraint Thomas fue literalmente atropellado por Barguil en la bajada y tras golpearse con un poste, siguió en carrera.

Rubén Plaza Molina (Alicante, 1980) consiguió la tercera victoria española en el Tour de Francia tras el doblete de Joaquim Rodríguez. El de Lampre fue el más rápido en completar la segunda etapa más larga del Tour de Francia y se impuso a los 22 compañeros de viaje que hicieron casi toda la etapa con él. La subida a Manse resultó decisiva. El alicantino se fue para adelante y le trataron de seguir Riblon, Teklehaimanot, De Gendt y Sagan pero nadie quiso tirar. Sagan iba por delante consciente de ser el más fuerte pero nadie quería ayudar al maillot verde. Riblon lo intentó un par de veces y acabó desquiciado con Sagan que salía siempre a su rueda. En la cima y con poco más de diez kilómetros para meta, el campeón eslovaco perdía 54″ respecto al de Lampre.

Rubén Plaza bajó sin problemas y arriesgando lo menos posible hasta la meta de Gap. Consciente de la peligrosidad de la bajada -allí fue donde Joseba Beloki sufrió la caída en 2003- el alicantino cedió terreno para ganar seguridad y jugárselo, como experto rodador, en el llano. Sagan no, claro. El de Zilina bajó como una bala jugándose el tipo en dos curvas de derechas y se quedó rápidamente solo. Recortó 25″ a Plaza solo en la bajada pero no pudo hacer más en el llano. Plaza tuvo tiempo para dedicar la victoria.

Contador lo volvió a intentar

Había avisado de sus intenciones y cumplió. Tuvo un gramo de fuerza y lo intentó. Saxo puso ritmo en la subida y un buen ataque de Contador dejó a Froome sin compañeros de forma momentánea. Después atacó Nibali y el siciliano sí consiguió abrir un hueco que mantendría hasta la meta.

Thomas acabó de milagro

La bajada nos dejó una imagen espectacular y preocupante. Barguil hizo un recto en una curva y se metió en la misma tras golpear a Geraint Thomas que se fue contra los aficionados congregados en una curva delante de unos árboles. El excampeón británico se golpeó con un poste de madera pero siguió en la carrera y solo cedió 38″ respecto a los favoritos.