Richard Jefferson viste a Kay Felder de Oompa Loompa

Richard Jefferson viste a Kay Felder de Oompa Loompa

El último partido de los Cleveland Cavaliers antes del break del All Star Game estuvo marcado por el prepartido y por Richard Jefferson y Kay Felder. El veterano jugador de los Cavaliers llegó al Quickenn Loans Arena de Cleveland de la mano del Oompa Loompa más alto del mundo según las redes sociales de los Cavs y es que el 24 disfrazó al rookie como uno de los sirvientes de Willy Wonka.

No contento con eso, Jefferson hizo que Felder bailara en el vestuario al ritmo de la canción de “Charlie y la Fábrica de Chocolate” y lo colgó en Snapchat donde es uno de los jugadores más activos de la NBA.

La propia NBA quiso zanjar el tema de los rookies en la liga con una norma que prohibía abusos físicos o tratos discriminatorios con los jóvenes prohibiendo expresamente abuso verbal por nacionalidad, color, género, edad, religión o condición sexual. Sin entrar en si es bullying o no, la NBA tenía la costumbre de recibir a los jóvenes con bromas o con la obligación de recoger el material antes y después de los partidos. Se quería prevenir el “estrés mental, humillaciones o vergüenzas” que les caían a los rookies.