Revolución en la NBA

Revolución en la NBA: los jugadores podrán llevar zapatillas de cualquier color

Cualquiera que se haya acercado a la NBA -y más aún habiendo jugado al NBA Live o al NBA 2K- sabe que los jugadores de la mejor liga de baloncesto del mundo utilizaban hasta la pasada temporada zapatillas de colores en función de la equipación que lucían cada noche.

Eso cambiará de cara a la siguiente campaña y es que llega una revolución cromática a la NBA que poco a poco va cambiando detalles relacionados con el mundo del marketing y la imagen de la liga. Primero llegaron -y se fueron- las mangas, después llegó la publicidad, el logo de la marca -Nike y Jordan- en las camisetas y ahora va un poco más allá con un detalle que puede pasar desapercibido como es el de las zapatillas de colores. Si quisiera, un jugador podría jugar los 82 partidos con las mismas zapatillas algo que -a priori- no sucederá y que antes era imposible que pasara.

La noticia resulta cuanto menos curiosa ya que el año pasado al presentar las nuevas equipaciones de Nike, la NBA volvió a especificar que el color de los accesorios de las equipaciones debían ser del color de las mismas.

Hasta el año pasado, las franquicias de la NBA tenían que utilizar las camisetas blancas -locales- o las alternativas cuando ejercían de locales pero no podían hacerlo con las visitantes algo que cambió con la llegada de Nike que, además, renovó la imagen de muchas franquicias.

Como recuerda Nick De Paula en la ESPN -el Woj de las zapatillas-, la NBA ha ido dando pasos poco a poco en el tema de las zapatillas y es que aunque ahora parezca normal, hasta hace 7 años -temporada 2011- la NBA no accedió a que las marcas lanzaran zapatillas para fechas determinadas algo que ahora vemos lógico cuando los Kobe, LeBron, Durant o Curry han lucido colores especiales en citas como el partido de Navidad, el día de Martin Luther King, etc. El propio De Paula da un dato curioso: LeBron James utilizó 51 variables diferentes de sus LeBron 15 el año pasado.