lebronjames2017

Han pasado dos días desde que los Golden State Warriors firmaran el 4-1 por encima de LeBron James y sus Cleveland Cavaliers. El alero de Akron se convirtió en el primer jugador en promediar un triple-doble en las finales pero también en el primero en sumar cinco derrotas en las finales. Los defensores de LeBron alegan que solo en dos de ellas era favorito pero hay que decirles que ante Oklahoma, Dallas y San Antonio tenía más y mejor equipo aunque contra los tejanos no supo manejar sus piezas y ganó 1/3 con el milagroso tiro de Ray Allen en el 6.

Relacionado: lista de agentes libres en 2017 y 2018

El problema para LeBron es que el margen de mejora de los Cavaliers es prácticamente nulo. Por mucho que él diga que nunca ha jugado en un superequipo, mi sensación es que ahora mismo forma parte de uno. Forma parte de un roster donde están Kyrie Irving y Kevin Love que, con las piezas adecuadas, podrían liderar proyectos de playoffs en el Este y el Oeste además de JR Smith, Tristan Thompson, Iman Shumpert, Kyle Korver o Channing Frye que no son estrellas pero entran dentro de ese grupo de suplentes elegidos para la gloria. LeBron patinó con sus declaraciones porque todavía tenemos muy recientes sus Heat con Bosh y Wade con los que logró dos anillos y un récord de casi 30 victorias seguidas en Regular Season. Si eso no era un superequipo…

Los Cavaliers eligieron el peor año para ganar: el de la agencia libre de Kevin Durant

El caso es que los Cavaliers han perdido su segunda final en tres años contra los Warriors y su única victoria en este threepeat es la que ha degenerado en esa tremenda desigualdad que genera Durant en un gran equipo como Golden State. Si los Cavaliers hubieran ganado en 2015 o ahora, las finales del año que viene serían probablemente las mismas pero las opciones de los terrestres serían superiores.

lebron-james-nike-lebron-14-hwc-1Echando un ojo a los salarios, los Cavaliers son el equipo más caro de la NBA y pagan 130 millones de dólares a los integrantes de su roster donde destacan los 30 de LeBron James. Para el curso que viene, los subcampeones tienen comprometidos 120 kilos en solo ocho jugadores lo que hace prácticamente imposible mejorar el roster más allá de veteranos que quieran un contrato mínimo por jugar las finales al lado de James.

En este aspecto uno de los nombres a seguir sería nuestro José Manuel Calderón para mejorar lo que ha hecho Deron Williams y, más aún, a Kay Felder. El equipo está moldeado -perfectamente, por cierto- como quiere LeBron y es un roster que le encaja a las mil maravillas con tiradores por todos lados. Con esa idea hay pocos nombres que mejorarían el roster en la agencia libre pero subrayemos a Gerald Green o CJ Miles. ¿Quién más puede llegar para mejorar lo que hay? ¿Tony Allen, Zach Randolph, Taj Gibson, Tiago Splitter, Darren Collison

Son nombres que mejorarían lo que hay pero también Deron Williams parecía una ganga y sus finales nos han recordado por qué Yogi Ferrell hizo que le cortaran en Dallas. Sumado todo hay algo que queda claro, LeBron tiene difícil mejorar el equipo y así…no puede competir con los Warriors.

Y no, fichar a Carmelo Anthony por Kevin Love no sería mejorar el equipo. ¿Chris Paul? Es imposible…e innecesario. Es evidente que Kyrie Irving no necesita a CP3 a su lado.