Portland asalta el Toyota Center de la mano de Meyers Leonard

Chris Humphreys | Sin Dwight Howard en los Rockets -será baja seis u ocho semanas por sus dolencias en la rodilla- era de esperar que la pintura de Portland Trail Blazers fuera decisiva en el choque del Toyota Center. Lo que nadie esperaba era que fuese Leonard y no Aldridge el que decidiera el choque.

Portland comenzó dormido pero despertó en la segunda mitad del primer cuarto para irse uno abajo al primer descanso. Tras el segundo cuarto, los de Oregón vencían con claridad llegando a tener 17 puntos de renta. Entonces apareció James Harden -que tiró los mismos tiros libres que todos los Blazers juntos- para liderar un 25-8 que dio la vuelta al 58-73 hasta el 81-83 con el que lideró el choque -de forma momentánea- Houston. Entonces el que apareció fue Meyers Leonard. El pívot lideró a los Blazers en un 0-7 de parcial que los Rockets no consiguieron contestar. Ni con tres tiros libres de Harden, ni con canastas con algo de suerte de Motiejunas.

Portland celebró la elección de Damien Lillard venciendo en el Toyota Center y quedándose a tan solo medio partido de los Rockets. James Harden, por su parte, completó su quinto partido del año con 40 o más puntos. El décimo de su carrera.