falta de Harden a Abrines

El final del cuarta partido entre Indiana Pacers y Cleveland Cavaliers no fue el único choque apretado de la tarde-noche (en España) del domingo. Al término del duelo que ganaron los campeones, los Thunder recibieron a Houston en el cuarto partido de la serie, otro partido que evidenció que los Rockets saben parar a Russell Westbrook que volvió a dejar patente lo solo que está en los Thunder.

Tras remontar los de D’Antoni, el final del partido fue una oda a la locura con Russell Westbrook anotando un triple imposible tras un rebote de Steven Adams de su propio tiro libre primero y un 2+1 del MVP del partido, Nené, después. Se llegó a los últimos segundos con el duelo en el alambre y Donovan dispuso la pizarra para un triple de Westbrook que no entró y que acabó palmeando Álex Abrines para recortar la renta (111-109). Tras anotar, el español tomó la responsabilidad de pegarse a James Harden que, ante la defensa de Abrines, desplazó al de los Thunder cometiendo una clara falta que los árbitros no vieron pero que la NBA ha admitido tras revisar los vídeos.

En cualquier caso, los Rockets se llevaron el partido y dieron un zarpazo casi definitivo a la serie ya que tendrán su primer punto de partido en el Game 5 en Houston.