La pelea entre Serge Ibaka y Robin Lopez que se saldó con la expulsión de ambos jugadores en la visita de los Chicago Bulls a Toronto que ganaron los canadienses en la prórroga ya tiene desenlace: ambos han sido sancionados con un partido de empleo y sueldo por lo que serán baja en el siguiente partido de sus franquicias.

Han sido suspendidos “un partido por lanzarse puñetazos uno a otro” según el comunicado de la NBA. Nikola Mirotic y el asistente de los Raptors, Jamaal Magloire fueron sancionados con 15,000 dólares por no actuar de manera pacífica en el altercado. ¿Cómo sucedió? Un triple de los Bulls ponía 16 arriba a los visitantes y DeRozan empujó a Robin Lopez contra Ibaka lo que hizo que el hispanocongoleño empujara al center de los Bulls. El pívot de Chicago continuó el altercado pegándole un golpe al balón -en manos de Ibaka- lo que degeneró en empujones y en puñetazos al aire que no se llegaron a dar por la intervención de sus compañeros.