Paul Pierce salva a los Wizards sobre la bocina

Washington Wizards vencía con comodidad un partido que había dominado por más  de diez puntos desde casi el salto inicial. Quedaban nueve minutos y los de Whittman estaban más cerca de la veintena de ventaja que de la decena incluso sin John Wall que fue baja anoche. Paul Pierce se hizo daño en el hombro haciendo saltar todas las alarmas al principio pero los Hawks no consiguieron hacerse fuertes. Con Paul Millsap enfermo, los campeones de la Regular Season en el Este fueron un juguete en manos de unos Wizards bastante más ambiciosos y más acertados.

Los Hawks estaban desquiciados como evidenciaron la flagrante y la técnica que le pitaron a Teague y a falta de nueve minutos, muchos apagaron el Plus pensando que no había partido. Para sorpresa de todos, los de Budenholzer pasaron de -19 a empatar el partido con un triple de Mike Muscala a falta de catorce segundos. El exjugador de Obradoiro empató el partido a 101 tras un pase de Schröder desde el suelo. Con catorce segundos por jugarse, los Wizards le dieron el balón a Pierce y él hizo lo que tenía que hacer. Para eso le habían fichado.

Schröder afirmó después del partido que Pierce tuvo suerte a lo que The Truth respondió que el alemán es demasiado joven aún. “Probablemente falló conmigo en el 2K. Jugó conmigo y falló“ se gustó Pierce en declaraciones que recoge la CBS.