Paul George no confirma si renovara con los Pacers

La estrella de los Indiana Pacers, Paul George fue el protagonista del primer día del All Star de Nueva Orleans tras conceder una entrevista en la que dijo que sigue queriendo ser la estrella que lleve el primer anillo a Indiana pero también que no puede asegurar que renueve este verano.

El alero de Palmdale (California), será agente libre en 2019 y los Pacers, el equipo que le drafteó, podrían ponerle -la lógica dice que lo harán- 219 millones de dólares sobre la mesa. Pero PG quiere jugar en un equipo ganador. Los Pacers se adelantarán al mercado y le ofrecerán ese lucrativo contrato este mismo verano pero PG13 duda sobre si renovar o no.

Finalista del Este en 2013 y 2014, Paul George ha visto salir de los Pacers -y por la puerta de atrás- a sus cuatro compañeros de ese quinteto que ganó la Regular Season de 2014 además de a Danny Granger, su tutor en los Pacers cuando llegó en verano de 2010. Además, vio caer a los Pacers en primera ronda del Este el pasado curso tras no saber eliminar a los Raptors con todo de cara (ganaba de 15 en el quinto partido en Toronto y acabó perdiendo ese partido y la eliminatoria). Y este año son una moneda al aire.

“Como le dije a Larry -Bird- siempre he querido jugar en un equipo ganador, siempre he querido estar en un equipo que pueda ganarlo todo. Eso es importante”, le dijo el All Star a Marc Stein.

“Decid lo que queráis, quiere competir por algo. Es muy frustrante jugar solo por el partido, las estadísticas, los números o por impresionarte a ti mismo, quiero una oportunidad de ganar un campeonato” dijo el jugador que Dwane Casey comparó con un joven Kobe tras la eliminatoria del año pasado. “Quería ser el primero y sigo queriendo ser el primero en traer un campeonato a Indiana. Eso todavía está en mi cabeza…y quiero conseguirlo en Indiana”, añadió.

Los Pacers llegan al All Star como sextos del Este con 29 victorias y 26 derrotas, seis de ellas de forma consecutiva en una temporada en la que en buena lid deberían luchar por ser uno de los cuatro mejores del Este tras la llegada de Teague pero también en un año en el que no terminan de ser fiables bajo la batuta de Nate McMillan. Sin embargo, Indiana pretende renovar a George en verano y no escucha los cantos de sirena que llegan sobre un posible interés por su estrella, sobre todo por parte de los Celtics.

“Queremos que siga aquí mucho tiempo”, dijo Bird en enero al Indianapolis Star. “En verano le dije que si quería firmar un contrato de larga duración le íbamos a ofrecer el máximo y que si quería esperar lo entendería. Pero no nos vamos a preocupar este año, no vamos a hablarlo este año”, añadió.

A George le quedan dos años de contrato a cambio de más de 40 millones de dólares pero podría salirse en verano de 2018 y ser agente libre ese verano.