¿Qué pasa ahora, Morey?

¿Qué pasa ahora, Morey?

Ni las 67 victorias, ni llevar a los Golden State Warriors al séptimo partido de las finales de la NBA les ha valido a los Houston Rockets para mantener el grupo unido y volver, con más ganas, a por los campeones de la Bahía.

Un mes después de perder el sexto y séptimo partido -porque tuvieron a los Warriors con dos win or go homeTrevor Ariza hacía las maletas y dejaba Houston por una suculenta oferta de los Phoenix Suns y el segundo en caerse del roster tejano es Mbah a Moute, que vuelve a los Clippers. Todavía falta Clint Capela cuya renovación se antoja complicada visto cómo está el mercado y la que sí cerraron fue la de Chris Paul que no perdonó un dólar después de estar detrás del nuevo convenio colectivo para poder firmar tanto dinero siendo tan mayor.

Ahora la pelota está, de nuevo, en el tejado de Daryl Morey, Ejecutivo del Año en la NBA y cabeza pensante de este Moneyball que han sido los Rockets, el primer equipo que antepone el triple a los tiros de dos en la historia de la liga. La siguiente carta a mover es la de Carmelo Anthony que apuntaba a tercera pata de los Rockets hace un año pero acabó en Oklahoma y tras fracasar en los Thunder, vuelve a sonar para Houston.

Las opciones de que Houston vuelva a optar al campeonato ahora que LeBron James ha llegado al Oeste pasan por mejorar un roster que, a día 10 de julio, es peor que cuando acabó la temporada. Y traer a Clint Capela de vuelta tampoco lo haría. Las opciones que da el mercado a Houston pasan por añadir defensa o por tratar de rellenar el tiro exterior que han perdido con la marcha de Trevor Ariza, un jugador infravalorado desde hace muchos años.

El primer fichaje de los nuevos Rockets sorprendió a todos y es que es Michael Carter Williams, base de los Hornets que está muy lejos de ser el que se llevó el Rookie of The Year o precisamente, demasiado cerca de esa versión que se llevó un galardón muy pobre.

Por la vía de los triples, los Rockets tendrán complicado retener a Gerald Green -menos aún por el ínfimo salario que cobraba- y apuntan a Nick Young además de a Carmelo Anthony pero tienen pocos tiradores más en el mercado. McDermott se fue a los Pacers, Ariza a Phoenix y Danny Green, Belinelli, Redick e Ilyasova han volado por lo que quedan pocos tiradores disponibles.

Ahora le toca mover ficha a Morey, a ver con qué sorprende.