rising2

O’Neal contra Barkley, otrora uno de los mejores duelos en las pinturas de la NBA, hoy 15 de febrero de 2013, lo que antes era un rookies contra sophomores en el All Star Game de la mejor liga del mundo.

Por un lado Shaquille O’Neal va con un equipo que se podría intuir como favorito. Los Lillard, Irving, Klay Thompson, Parsons, Waiters, Gilchrist y Kemba Walker se antojan mejores anotadores que los que tiene el Team Chuck de Barkley. Además, Nicholson, Barnes y Tyler Zeller completan este equipo del Rising Stars Challenge.

Destacan Lillard –candidato número 1 al rookie of the year– y Kyrie Irving, mejor rookie del año pasado además de los grandes anotadores que son Thompson, Waiters y Kemba. La mano de Parsons desde fuera y las ganas de Kidd Gilchrist serán importantes.

Por otro lado, el equipo de Barkley ha optado por un equipo con más potencia interior. A última hora al Team Chuck llegó Ricky Rubio que será el único español presente en el fin de semana de las estrellas. En el equipo, además de un Ricky que llega en su mejor momento, destaca el potencial interior de Anthony Davis, número 1 del draft de 2012, y Kenneth Faried pivot de los Nuggets que participará en el Slam Dunk. No se queda atrás en importancia Nikola Vucevic, el jugador que tiene el récord de capturas en un partido de los Orlando Magic, una franquicia en la que jugaron nada más y nada menos que Dwight Howard y Shaquille O’Neal.

Además, las manos calientes de Leonardque le dio la victoria a San Antonio el pasado miércoles casi sobre la bocina con un triple– y las de Beal, Knight, Tristan Thompson y Shved que no se quedan atrás. El ‘3’ de los Wizards tiene su mejor tarjeta de presentación en el buzzer beater que hizo que los Thunder hincaran rodilla en Washington el mes pasado.

Habrá que estar atentos a la magia de Ricky Rubio que fue convocado por expresa petición de David Stern al igual que Isaiah Thomas. El base de El Masnou llega tras su mejor semana en la liga antes y después de la lesión y siempre es un aliciente verle jugar, pero más en un partido en el que nadie defiende y él está solo para dar pases bonitos, alley oops y demás.