Most Improved Pacer

Most Improved Pacer

Solo cinco noches de NBA y el galardón de Most Improved Player huele mucho a volver a caer en Indiana: Malcolm Brogdon y Domantas Sabonis apuntan a pegarse por un galardón que en la última década ganaron Danny Granger, Paul George y Victor Oladipo con los colores de los Pacers.

El primero, Brogdon, Rookie of the Year de hace dos temporadas llegó a Indiana con presión por el contratazo que le habían firmado los Pacers sin ser, además, la primera opción del verano para ellos. Se habló mucho de cómo encajaría siendo un generador, un hombre más señalado en labores de anotar y crear sin el paraguas de Giannis Antetokounmpo y Khris Middleton y él ha respondido. Anota siete puntos más por partido y, lo más importante, reparte siete asistencias más pasando de menos de cuatro a más de diez. Reparte cinco pases de canasta por cada pérdida, un ratio impresionante que ha colocado su inicio de temporada en la historia de la liga. Ha tirado más y ha salido del club del 50-40-90 pero con un 36% en triples y un 48% en tiros de dos presenta un 46 en los de campo. Además, mete el 98% de los seis tiros libres que intenta por partido.

Sería el máximo candidato al MIP si no fuera porque su mejor compañero en el equipo lo hace tan bien como él. Domantas Sabonis comenzó la temporada con una renovación millonaria que le señalaban como el go-to-guy de los Pacers junto a Brogdon y un paso por delante de Myles Turner ante la baja de Oladipo y sin el 33, el lituano es el faro del equipo.

Anota 7,7 puntos más, coge 11,4 rebotes por los 9,3 del curso pasado y lo sigue haciendo con muy buenos porcentajes. Tira poco de tres pero tira mejor y de dos, tira más y mejor. Cerró el año pasado siendo el mejor jugador de la historia de los Indiana Pacers en tiros de campo como local anotando casi el 70% y es un hombre que podría ser All Star si siguiera de esta manera.

Como ya hicieran Oladipo, George y Granger, ambos jugadores aprovechan la tesitura y el ecosistema especial de los Pacers que multiplican el rendimiento de gran parte de sus fichajes en cuanto se visten el azul y dorado de la franquicia del Bankers y la duda en noviembre es quién se llevará el Most Improved Pacer porque eso significaría un nuevo galardón para el equipo.