miami3

Que en la recta final de la Liga Regular hay muchos jugadores que se operan de sus dolencias para perderse partidos es obvio, suelen ser estrellas de equipos con balance negativo como Glen Davis, Kyrie Irving que se ha perdido muchos partidos, su compañero Dion Waiter, Bradley Beal…

bostonEste año San Antonio viajó a Miami sin Duncan, Parker ni Ginóbili y David Stern sancionó a Gregg Popovych con 250.000 dólares  por un ataque al espectáculo. Es normal, la gente que paga por ver en el American Airlines un Heat – Spurs espera ver al big three de ambos equipos y eso no se puede consentir, la NBA es seria para eso…o al menos lo era. Digo que era porque desde hace dos semanas, desde que Miami se considerara campeón de la Regular Season, el cachondeo de los de Florida es insufrible.

Ves un partido de los Heat y hay más talento en la lista de lesionados que sobre el parquet. Primero fueron Lebron y Wade los que descansaron. Viendo que funcionaba, ya que sin ellos se ganó en San Antonio, Spoelstra rizó más el rizo y ahora está tocado hasta Bosh.

Es curioso ver cómo vuelve Lebron sin problemas, se luce, hace mates, coge rebotes…y al día siguiente vuelve a la lista de lesionados. Digo curioso por no decir sonrojante. Es un atentado contra el espectáculo. Los Spurs están yendo a perder para no medirse a los Lakers en 1ª ronda de playoff pero eso no se puede demostrar.

Los de Florida juegan sin sus estrellas, algo que también hacen los Celtics. Garnett fue baja por una lesión que se alargó más de lo esperado, mañana visitan Miami sin Pierce ni Mr Big Shot porque están, cómo no, lesionadísimos. Se puede ver un Celtics – Heat sin ninguna estrella, con el único morbo de ver cómo Green y Allen se pican para ver quién gana el partido, el resto sería bacalá.

No podemos hacer nada para sancionar a esos equipos que aspiran al número 1 del draft. Se podría sancionar a Jermaine O’Neal por ir demasiado lejos en sus ansias de no ganar, pero a ver cómo demostramos que lo hizo a propósito.

Mañana los Wizards reciben a los Sixers sin Ariza y sin Webster además de Bradley Beal. Los capitalinos se salvan de la quema porque su tramo final ha sido más que digno y han ganado más de lo que ha perdido, han jugado bien y han demostrado que en un futuro no muy lejano darán mucha guerra en el Este.