Spoelstra el pasado jueves en el Chesapeake Arena
Spoelstra el pasado jueves en el Chesapeake Arena

Si tú ganas en mi casa, yo arraso en la tuya. LeBron y Durant siguen peleando, no solo por el MVP de la temporada, sino por tener el mejor record de la liga (con permiso de Indiana).

La vuelta de Westbrook fue un simple aliciente para los vigentes campeones. Miami no tuvo piedad de unos Thunder que veían el aro más pequeño que el agujero de un donut.

El base titular de los de Oklahoma City se quedó en un 4-12 en tiros de campo, repartiendo solo dos asistencias en los casi 24 minutos que estuvo en pista.

El Big Three de Miami anotó un total de 81 puntos (33 de LBJ, 24 D-wade y 24 CB), y dejaron el partido prácticamente sentenciado tras un primer cuarto espectacular en el que doblaron a los pupilos de Scott Brooks (34-17).

El golpe en la mesa de Spoelstra y los suyos no se ha hecho esperar, LeBron y compañía vuelven a ser el equipo a batir, si es que en algún momento dejaron de serlo.