Es la ciudad de Elvis Presley, BB King o Johnny Cash. Cuna de famosos como Aretha Franklin o Justin Timberlake y ahora también, casa de Marc Gasol.

The Spaniard como le llaman en las redes sociales de los Grizzlies llegó a Memphis en uno de los peores traspasos de la historia según los analistas de la NBA pero ha revolucionado la ciudad del Soul con sus ganchos, sus rebotes y una química impagable que le une a Zach Randolph.

Los Grizzlies cambiaron a Pau Gasol, número 3 del draft de 2001 por Kwame Brown, número 1 del mismo draft pero, evidentemente, no salieron ganando con el cambio

En 2008, la franquicia de Tenessee cambiaba a un All Star y máximo anotador histórico de la franquicia como Pau Gasol por jugadores de rotación marginal como Kwame Brown y Javaris Crittenton y la futura elección de su hermano que jugaba en España. Los Grizzlies cambiaron a Pau Gasol, número 3 del draft de 2001 por Kwame Brown, número 1 del mismo draft pero, evidentemente, no salieron ganando con el cambio.

En aquel momento se vio como una evidente muestra de que el propietario, Michael Hesley, quería vender la franquicia algo que sucedió en el año 2012 cuando Robert Pera se puso a los mandos de los Grizzlies.

ABC News
ABC News

De Elvis Presley a ET

Ubicada en Tenessee y con más de medio millón de habitantes, la ciudad del Soul abrazó el baloncesto con el traslado de los Vancouver Grizzlies en la temporada 2001-02. Justo el verano que llegó Pau Gasol a cambio de quien fuera la estrella, Shareef Abdur Rahim.

Las primeras temporadas de los Grizzlies en la Pirámide –su mítico primer pabellón en la ciudad- fueron tortuosas con un equipo joven en pleno proceso de reconstrucción. Las únicas alegrías las proporcionaba un español espigado de 2,16 que ya en su temporada rookie se atrevía a machacar en la cara de su ídolo, Kevin Garnett.

El Rookie of the Year de Pau Gasol era la llamada a la nueva era de Memphis Grizzlies. En la tercera temporada de Gasol, los Grizzlies se asomaron a los playoffs aunque fueron barridos por los Mavericks. Jason Williams, James Posey, Shane Battier, Mike Miller, Pau Gasol y el malogrado Lorenzen Wright lograron 50 victorias en la temporada regular pero el duro oeste les deparó un choque con Nowitzki y compañía.

La temporada siguiente volvió a quedar octavo del Oeste y de nuevo un 4-0 en primera ronda les mandó a casa. El verdugo fueron los alegres Phoenix Suns de Mike D’Antoni y un tal Steve Nash que fue MVP aquella temporada. El equipo comenzó a descomponerse a partir de ese verano. Jason ‘Chocolate Blanco’ Williams abandonó el barco rumbo al anillo con los Heat y los Grizzlies ficharon al veterano base Damon Stoudemire. Con Gasol como una estrella de la Liga y Battier, Miller y Lorenzen Wright en el roster, los Grizzlies repitieron octavo puesto en el Oeste por tercer año consecutivo. Los de Fratello volvieron a caer 4-0 y ahí y así, empezó el declive de la franquicia.

 Justin Ford-USA TODAY Sports
Justin Ford-USA TODAY Sports

Con Rudy Gay directos al abismo

La elección en el octavo puesto del draft de Rudy Gay parecía que iba a devolver a Memphis las noches de gloria pero nada más lejos de la realidad. El choque de egos entre Gay y Gasol acabó destruyendo al equipo por dentro y, cómo no, con Pau Gasol fuera de un FedEx que comenzó a pitar al mejor jugador de su historia. En el mismo draft de Rudy Gay, los Grizzlies eligieron a un base pequeñito y con aparentes problemas de exceso de peso. Respondía al nombre de Kyle Lowry y fue regalado a Houston a cambio de Garry Forbes. El equipo siguió destruyéndose y en la temporada 2007-08 venció 20 de los 82 partidos de la NBA.

Con el ahora jugador de Sacramento Kings como jugador franquicia Memphis pasó de ganar 49 partidos en la 2005-06 a ganar 22, 22 y 24 en las tres siguientes

En aquellos Spanish Grizzlies, Pau Gasol recibió con los brazos abiertos a Juan Carlos Navarro que completó su única temporada en la NBA promediando 10,9 puntos por noche. La estrella seguía siendo Rudy Gay con sus 20,1 puntos por partido.
Con el ahora jugador de Sacramento Kings como jugador franquicia Memphis pasó de ganar 49 partidos en la 2005-06 a ganar 22, 22 y 24 en las tres siguientes temporadas antes de ver algo de luz con las 40 victorias de la 2009-10.

Coach Hollins

El cambio de tendencia en la franquicia llegó con Coach Hollins en el banquillo. El ahora entrenador de los Brooklyn Nets dio un giro de 180º a la peor franquicia de la NBA consiguiendo que el mercado más pequeño del baloncesto americano se pusiera en el mapa. Memphis era, además del peor equipo, el que contaba con menos afluencia de espectadores hasta la llegada de Hollins.
En su primera temporada se acercó al .500 de victorias y además creció en cuanto a espectadores aunque fuera levemente. Memphis pasó del trigésimo puesto al vigésimo octavo en cuanto a espectadores que acudieron al FedEx Forum durante los 41 partidos de Regular Season. El año que empezó con la vuelta de Allen Iverson a la NBA acabó con The Answer lejos de Tenessee pero con el equipo respondiendo de la mano de Gasol, Conley, Gay, Randolph o Mayo.

El segundo año de Hollins Memphis siguió creciendo baloncestísticamente y en cuanto a masa social. Los Grizzlies se colaron en playoffs a pesar de ser el cuarto equipo con menos espectadores en su campo durante la Regular Season.El ranking defensivo mostraba a los Grizzlies en un noveno puesto en el que seguiría ascendiendo de la mano de Hollins y de forma constante y regular durante los siguientes años.

La progresión continuó tras caer en las semifinales del Oeste de la temporada 2010-11. Tras caer frente a los Thunder por 4-3, los Grizzlies acabaron cuartos del Oeste en la 2011-12 y cayeron en un duelo recordado frente a Los Angeles Clippers por 4-3. Ya sin Rudy Gay, el equipo se acomodó en un juego lento y defensivo que no enamoraba pero que era efectivo a más no poder. Con Hollins y la defensa, más un FedEx prácticamente inexpugnable, los Grizzlies llegaron a las finales del Oeste en la campaña 2012-13 tras vengarse de los Clippers y arrollar a los Thunder en la semifinales por 4-1. En sus primeras finales del Oeste no tuvieron opción frente a los Spurs que vencieron por 4-0.

SLAM Magazine
SLAM Magazine

La nueva era

La mejor campaña de la historia de los Grizzlies acabó con Lionel Hollins fuera del FedEx y David Joerger tomando su relevo. El principio fue lento y al equipo le costó aclimatarse al cambio. Sumándole la lesión de Marc Gasol, los Grizzlies jugaron a contracorriente y tuvieron que apurar hasta el final sus opciones para encaramarse a la séptima plaza del Oeste por delante de Mavericks y Suns. Como séptimos se encontraron con los segundos Thunder y no pudieron salvar el hándicap del factor cancha para acabar 4-3.

Con Marc Gasol en plena forma, los Grizzlies ganaron la mayoría de los partidos por lo que lo de este año se veía venir.
Memphis Grizzlies de la mano de David Joerger ha reforzado su idea de juego. Más defensa pero también más ataque. Con un quinteto conocido por todos – Conley, Lee, Allen, Marc Gasol y Randolph- Joerger ha ganado partidos de todas las maneras rompiendo el mito de que jugar en el FedEx es perder a 85-90 puntos. Este año ha ganado a los Kings jugando a 115 puntos, han ganado en Phoenix anotando 102 puntos, le han hecho 117 a Boston o han asaltado el Moda Center anotando 112 puntos frente a Portland.

FedEx Forum

Memphis es el decimosexto equipo que más anota de la NBA con 100,4 puntos por partido pero es el primer en eficiencia defensiva al permitir solo 92,4 puntos. Memphis tira un 9,2% más desde la larga distancia y un 28,5% más desde la línea de tiros libres y los puntos que anota de esas dos maneras, evidentemente, han crecido. Si a eso se le suma que Marc Gasol promedia 19,8 puntos  y Zach Randolph 16,4 por noche la mezcla es explosiva y exitosa.
Mike Conley promedia 17,6 puntos y se ha convertido en un clutch player Courtney Lee se ha destapado como una auténtica alternativa anotadora gracias a sus 12,3 puntos por noche.

En este aspecto es donde más se nota la diferencia respecto al año pasado. Además de que Marc Gasol oposita al MVP –algo que no hizo el año pasado- Courtney Lee es más fiable tirando de lo que era Tayshaun Prince que este año ha promediado 6,6 puntos en los nueve partidos que ha jugado.

Siempre se ha señalado que el banquillo de Memphis era el más flojo de los contenders del Oeste pero este año, sin ser una maravilla, los Udrih, Koufos, Leuer, Pondexter o Vince Carter están ofrenciendo descansos de calidad a las estrellas. Especialmente significativo es el caso de Vince Carter. A pesar de llegar tras completar buenos años en Dallas, el veterano jugador de los Grizzlies no está respondiendo a las expectativas que generó su llegada para cubrir la marcha de Mike Miller que acudió a la llamada de James para enrolarse en los Cavaliers.

El FedEx Forum es el 16º pabellón con más espectadores este año, hace seis años era el 30º

A pesar de seguir siendo un mercado pequeño, Memphis sigue en su constante crecimiento social.
Durante el primer mes de competición, los Grizzlies han subido hasta la 16ª posición de los rankings de asistencia a los pabellones de la NBA con una ciudad de solo 600.000 habitantes, nada que ver con las grandes urbes de Nueva York, Los Ángeles, Boston, Chicago o actualmente el Quicken Loans de los Cavaliers de Lebron James.