Porque cualquiera que vea que Carmelo Anthony hizo 10 de 25 en tiros de campo puede pensar que la estrella de los Knicks se tiró hasta sus Air Jordan. Y puede que no le falte razón porque tirar 25 tiros no es poco.

Claro que no se puede obviar que Melo se fue hasta los 33 puntos después de un último cuarto de esos que sólo firman las estrellas. Se fue hasta los 19 puntos en los últimos 12 minutos para liderar la remontada de los Knicks. Es más, con los Knicks perdiendo de cuatro puntos, Carmelo le hizo un 10-0 a los Wolves. Él solo, porque no necesita ayuda, porque va sobrado.

Se pudo permitir el lujo de que le pitarán una falta en ataque por un supuesto manotazo a Kirilenko que le costará un toque de atención al ruso, también se permitió que no le pitarán el and one debajo del aro tras una luchada canasta con AK47 haciéndole falta, porque sí, porque Melo es una estrella, y está disfrutando.

Él mismo ha afirmado que no jugar la final del Este sería para él y sus Knicks un tremendo fracaso y no le falta razón. Sus Knicks son el equipo del Este que más victorias lleva (20) y junto a Miami y Oklahoma son los mejores locales de la competición con sólo dos derrotas. Las dos han llegado esta semana además.

Habrá muchos que sigan creyendo que es un pandillero que nunca estará a la altura de los grandes pero otros creemos que Melo, en cuanto a talento, no tiene nada que envidiar a Kobe o Durant, los más talentosos de la NBA, y en cuanto a liderazgo, a ver quién es el guapo que le tose. Melo es una estrella, es uno de los cuatro mejores jugadores junto a los dos nombrados y Lebron James y lleva dos meses espectaculares cerrando bocas. Es año Knick, es año de Melo, no hay duda.

One Reply to “Melo’s Show”

Comments are closed.