Melo, culpable de la salida de D'Antoni de los Knicks

Melo, culpable de la salida de D’Antoni de los Knicks

Ha pasado un lustro desde que Mike D’Antoni dejara los New York Knicks y la diferencia entre técnico y equipo no puede ser más sideral. El técnico es uno de los favoritos para llevarse el Coach of the Year y los Knicks han cerrado otro año desastroso más esperando a que llegue un año ganado que no termina de conseguirse en el Madison.

La llegada de Carmelo Anthony a los New York Knicks fue interpretada como un golpe encima de la mesa por parte de los neoyorquinos pero nada más lejos de la realidad. Desde que sucediera, los Nuggets han ganado más partidos que los Knicks y el equipo de Colorado ha jugado más postemporadas que los Knicks además de sumar un año de 38-3 como locales, coincidiendo con el mejor año de los Knicks con Woodson al mando.

Precisamente Woodson cogió las riendas del equipo tras la marcha de Mike D’Antoni que no supo meter a Carmelo en su sistema de run&gun y decidió echarse a un lado tras un órdago del 7 que dejó al técnico contra la pared. “Le dijo a la franquicia que tenían que elegir entre los dos, así que sencillamente opté por dejarlo”, se quejó D’Antoni en micrófonos de la ESPN.

Carmelo llegó a los Knicks con Chauncey Billups pero los Knicks enviaron a Denver a Danilo Gallinari, Raymond Felton, Timofey Mozgov y Wilson Chandler en una de las peores operaciones de la última década.

En ese traspaso también estuvieron involucrados otros ilustres como Eddy Curry o Anthony Randolph además de los picks del draft que acabarían siendo Jamal Murray o Dario Saric