Matthews vence de rosa en Sestri Levanti

La tercera etapa del Giro de Italia se decidió prácticamente igual que la segunda con una volata aunque en esta ocasión el vencedor sí fue el mejor sprinter de lo que llevamos de año. El ciclista australiano del Orica, Michael Matthews se impuso en la meta de Sestri Levanti vestido de rosa por lo que consolida sobre su espalda la maglia de líder del Giro de Italia.

Matthews se impuso en una etapa corta -136 kilómetros- por delante de Fabio Felline del Trek y del excampeón del Mundo en ruta, el belga Philippe Gilbert del BMC en un sprint reducido debido a la dureza de la etapa para tratarse de una tercera etapa de una grande.

La etapa siguió el guión habitual de la primera semana de cualquiera de las tres grandes con una fuga condenada a ser cazada que puso las cosas complicadas al pelotón donde estaba el líder. Los fugados fueron cazados a pocos kilómetros de meta y a pesar de los intentos de Astana o BMC, la victoria fue para Orica que completa un inicio de Giro fantástico con dos victorias en tres días. Matthews, que ya fue líder el año pasado, vence en Italia por segundo año consecutivo con solo 24 años. 

Grave caída de Pozzovivo

A falta de 28 kilómetros para la meta, uno de los favoritos se fue al suelo. Se trataba de Domenico Pozzovivo que dejó literalmente helados a espectadores y televidentes tras irse al suelo y quedarse sobre el asfalto sin moverse. Por un momento, el recuerdo de Wouter Weyland, fallecido en el Giro de 2011, sobrevoló la corsa rosa.