Markieff Morris no quiere volver a los Phoenix Suns

El traspaso de Marcus Morris está trayendo cola en el desierto de Arizona. Como era lógico de suponer, su hermano Markieff no se ha tomado bien la salida de su gemelo y ha asegurado que no regresará al US Airways Center. Primero fue Arizona Sports la que filtró los deseos de Kieff y ahora ha sido el propio jugador.

“Una cosa es segura, no voy a estar allí (en Phoenix)“, admitió Morris. “Si quieres poner eso ahí, puedes ponerlo. No voy a estar allí en absoluto. Eso es lo que es“, añadió.

Hace menos de un año; Markieff cerró una renovación por los próximos cuatro años a cambio de 32 millones de dólares, 12 más de los que firmó su hermano. Ambos pudieron firmar contratos más suculentos pero rechazaron dinero para seguir juntos en el desierto.

“Tengo que estar allí. No hay duda. No puedo hacer eso (no presentarse en Phoenix). Voy a ser un profesional. No me malinterpreten”, expresó Kieff. El jugador no se plantea no presentarse a entrenar o negarse a jugar, algo por lo que sería sancionado de empleo y sueldo. “Esta situación no va a llegar tan lejos. Voy a estar fuera antes de eso”, añadió.

Markieff está molesto por el traspaso de su hermano a los Detroit Pistons. Eso ha herido su orgullo y considera que Ryan McDonough le ha faltado el respeto por no comunicarle que estaban negociando por Marcus.