'Mad Dog' Madsen cerró las puertas de los Lakers a Porzingis

Una sesión de entrenamiento con ‘Mad Dog’ Madsen cambió el destino de Kristaps Porzingis y de los Lakers. Era verano de 2015 y LA se enfrentaba a una de las decisiones más difíciles de los últimos años: decidir quién se llevarían el pick número 2 del draft que acabaría siendo para D’Angelo Russell

Les había llamado la atención un 7’3″ letón que jugaba en el Baloncesto Sevilla pero no estaban seguros y le llevaron a un workout privado después de las buenas maneras que demostró en Las Vegas. El problema vino entonces y es que en El Segundo se quedaron más con sus defectos que con sus virtudes. Pensaron que debería amoldar sus 7’3″ a la NBA y no que fuera la liga la que se tuviera que acoplar a un hombre capaz de cambiar el futuro de la competición.

Byron Scott -entrenador de los Lakers por aquel entonces- llegó a bromear sobre una hipotética renovación que necesitaría si LA apostaba por Porzingis y por apostar a su crecimiento paulatino. Hoy Porzingis ha tenido más impacto en la NBA que D’Angelo Russell y Byron Scott fue despedido poco después de la última temporada de su amigo Kobe Bryant.

Kevin Ding, voz autorizada en tema Lakers de Bleacher Report, cuenta cómo la franquicia angelina vio algo en el letón lo que les llevó a darle una segunda oportunidad. Mitch Kuptchak hizo que el workout privado de los amarillos con Porzingis fuera más centrado en sus capacidades físicas que en sus extraordinarias habilidades hablando de un siete pies.

La prueba -física- no era lo que el agente del letón había aprobado cuando habló con los Lakers y fueron las que acabaron decantando la balanza a favor de D’Angelo Russell después de que los Minnesota Timberwolves draftearan a Karl Anthony Towns.