Alexey Lutsenko Paris Niza

El kazajo Alexey Lutsenko fue el más vivo, el más rápido y el más listo de la quinta etapa de la París Niza y se plantó en solitario en la línea de meta de Salon-de-Provence con 20″ de ventaja sobre la volata del grupo de favoritos donde se impuso Kristoff.

El kazajo, la única esperanza del ciclismo kazajo a medio plazo (tiene 23 años), se impuso en la línea de meta tras un gran arrancada subiendo Seze y haciéndose fuerte en la bajada para, además de ganar la etapa, acariciar el maillot amarillo que ‘Bling’ Matthews mantiene por seis segundos gracias a las bonificaciones que consiguió en la meta.

La etapa estuvo marcada por el paso por el mítico Mont Ventoux. ASO optó por ponerlo lejos de la meta de Salon-de-Provence así que como tantas veces pasó con el Tourmalet en los últimos años en el Tour, el mítico Ventoux dejó imágenes preciosas para el aficionado pero no decantó la balanza.