“No me fui bien de aquí. Cada día que me ponía en un vestuario esa camiseta de los Bulls me decía que eso no era para mí, que yo era un piston. RIP Hamilton fue homenajeado anoche en el Palace de Auburn Hills y vio cómo su número 32 fue retirado de la circulación de la franquicia de la Motor City en homenaje a los mejores Pistons de lo que va de siglo, los de los dos anillos.

La última temporada de Hamilton con los Pistons fue la 2010-11 y tras un encontronazo con John Kuester fue enviado al banquillo antes de salir por la puerta de atrás. Acabó en Chicago pero pasará a la historia por el quinteto que formó con Chauncey Billups, Tayshaun Prince, Rasheed Wallace y Ben Wallace en el equipo que se llevó el título en 2004. Todos estuvieron ayer en el Palace y también Larry Brown, técnico del equipo en el título de hace más de una década.

“Ya he llorado tres veces así que no voy a volver a llorar”, dijo a los medios antes del partido. “Me hacías mejor cada partido”, le dijo Billups.

“Fans de Detroit, os quiero. Muchas gracias”, dijo antes de que su número ascendiera al techo del Palace.