Los Pistons dice adiós al Palace con derrota

29 años después de inaugurarlo, los Detroit Pistons dijeron ayer adiós al Palace de Auburn Hills con una derrota ante los Washington Wizards por 105 a 101. Fue el triste epílogo a casi tres décadas de baloncesto, tres anillos y varios partidos  para la leyenda. El año que viene, los Pistons estrenarán el Little Caesars Arena, regresando así a Detroit para disputar sus partidos.

“Representábamos a la ciudad, moríamos por lo que la ciudad representaba, pero no jugábamos en la ciudad” dijo Chauncey Billups. “Creo que será una oportunidad sensacional para ellos de jugar en Detroit”, añadió.

Los Pistons organizaron una despedida acorde a la cita. Estrenaron el pabellón en 1989 con un anillo que repetirían una temporada después con Dennis Rodman e Isiah Thomas además del resto de los Bad Boys. Quince años después, los Pistons se llevaron el anillo contra todo pronóstico ante los Lakers de Kobe Bryant, Shaquille O’Neal, Karl Malone y Gary Payton haciendo históricos los nombres de Chauncey Billups, Rasheed Wallace, Richard Hamilton y Tayshaun Prince además de Big Ben Wallace.

También hubo tiempo para la polémica

Lamentablemente para la franquicia, el Palace también será recordado por aquella noche de inicios de la temporada 2004-2005 cuando Indiana Pacers y Detroit Pistons se pegaron en el conocido como Malice at The Palace, el capítulo más negro de las peleas de la NBA en color. Aquella noche, Ron Artest acabó en la grada pegando a un aficionado de los Detroit Pistons y estaría 82 partidos sancionado.