Los Pacers no estaban muertos, estaban de parranda

David West anota ante Miami en el _Game 1 de las finales del Este
David West anota ante Miami en el _Game 1 de las finales del Este

Indiana ha vuelto, no hay duda de ello. Quizás no sea el mejor día para escribir estas líneas porque los de Indianápolis pueden ponerse mañana 1-2 abajo en las Finales de la Conferencia Este de la NBA tras ceder la ventaja de campo en el segundo asalto en el Bankers.

Los mejores Pacers en mucho tiempo consiguieron vencer a los Thunder en casa en el tramo final de la Regular Season y en playoffs tardaron en aparecer. Vencieron en siete partidos a los Hawks generando bastantes dudas pero en las semifinales aparecieron. Tuvieron que llevarse un revés de los Wizards (0-1 tras el primer choque en Indiana) para después vencer tres partidos de forma consecutiva a los capitalinos incluyendo dos en el Verizon Center. No pudieron cerrar la eliminatoria en el quinto en casa pero volvieron a vencer en Washington. Las derrotas en Indiana -más teniendo en cuenta que tienen a favor el factor fancha- es el único agujero negro que tienen los de Vogel a día de hoy. Tras perder solo seis partidos en su pabellón en Regular Season, ya suman cinco en la postemporada con un balance de cuatro victorias y cinco derrotas.

Tras la derrota del segundo partido, las malas noticias llegaron de Paul George que jugó ‘grogui’ los últimos minutos del choque tras un rodillazo de Dwayne Wade en el tramo final cuando los Heat rompieron el choque con un 0-10 de parcial.

La vuelta de Hibbert, clave

El pívot de Vogel ha vuelto y él marca la diferencia entre los antiguos Pacers, los futuros Pacers y los actuales Pacers. El 55 de Vogel ha sido siempre mejor jugador en playoffs que en la Regular Season pero este año han tardado más de lo habitual en aparecer.

Ahora mismo, Roy Hibbert, David West, Lance Stephenson y Paul George son cuatro jugadores notables que hacen de los Pacers unos serios candidatos al anillo…igual que eran en septiembre.

Frank Vogel tiene ante sí un quinteto más que competitivo pero ha visto mermada la capacidad de anotación de su banquillo. Tras confirmase que Bynum no volverá a vestirse de corto y con Turner viendo cómo sus minutos son cada vez menos, los Pacers basan la gran mayoría de su anotación entre los cinco titulares ya que Scola y Copeland también han bajado sus números y solo CJ Watson sigue el ritmo de los titulares. 

Por de pronto han vuelto, los Pacers no estaban muertos, estaban de parranda.