lance stephenson memphis

Se acabó el mercado de la NBA y lo hizo con noticia sobre la bocina. Lance Stephenson y Jeff Green son los protagonistas del traspaso a última hora entre Los Angeles Clippers y Memphis Grizzlies. Los Clippers completan un roster aún más impresionante y los Grizzlies sacrifican un valor de presente, aunque no estaba rindiendo al nivel esperado en el FedEx desde que llegó hace un año, a cambio de un buen jugador y de una primera ronda del draft que les hará falta a medio plazo.

Los Clippers ficharon a Lance Stephenson de los Hornets el pasado mes de julio a cambio de Spencer Hawes y de un Matt Barnes que, cosas de la NBA, será compañero en Memphis de Sir Lancelot. La franquicia de Teneessee será la cuarta de Stephenson en menos de dos años ya que jugó en Indiana y Charlotte en 2014, en Clippers en 2015 y ahora lo hará en los Grizzlies en febrero de 2016. Y lo hará porque Joerger y el vestuario de Memphis ha decidido pedir a Robert Pera que no corte al díscolo escolta neoyorquino, líder de la NBA en triples-dobles en la campaña 2013-14 con los Pacers. Ha promediado 4,7 puntos y 2,5 rebotes por partido en LA pero Memphis confía en encauzar su carrera.

Jeff Green por su parte se reencontrará con Doc River, su técnico en Boston y deja Memphis con 12,7 puntos de media. Green, también, jugó con el hijo de Doc, Jeremiah, en la Universidad por lo que su relación es muy cercana.