Ver para creer. Los Cleveland Cavaliers hicieron historia negativa anoche tras perder un partido que iban ganando por 26 puntos en el inicio del último cuarto. Un parcial de 44-18 les dio la posibilidad de forzar la prórroga con un tiro de Paul Millsap después de que el propio ala pívot de los Hawks anotara tres tiros libres como consecuencia de una falta evitable de LeBron James.

Tras ponerse a dos, los Hawks forzaron un salto entre dos en una jugada que nunca debió producirse por estar los dos jugadores de Atlanta que tocaban el balón pisando la línea de fondo y banda respectivamente. Ya en la prórroga, LeBron James fue eliminado por faltas por segunda esta temporada y los Cavaliers completaron el histórico colapso cayendo por 125 a 124 dejando imágenes preocupantes en el tramo final como el balón que perdieron en saque de banda y que dio el +3 a los de Georgia.

LeBron James fue el que alzó la voz contra los colegiados en el tramo final. “Mi 6ª falta no era, le toco un poco. Sé que estaba con cinco faltas y que el rebote iba a ser un rebote largo, puedo tocarle un poco pero es algo que pasa en el curso del partido. No le empujé ni nada parecido”.

Sobre la jugada del salto entre dos, LeBron también tuvo quejas. “Vi que Kyrie se iba contra la esquina y pedí tiempo muerto. La explicación que me dio no la he oído en 14 años en la liga”. Preguntado por qué respondió el colegiado, James dijo que “no había dado el tiempo muerto porque no sabía quién tenía el balón” cuando, según LeBron, lo pidió antes de que Millsap y Bazemore le pusieran la mano encima a Irving.

Tyronn Lue no quiso referirse a la labor de los colegiados, elogió la remonta de los Atlanta Hawks y se limitó a decir que todo fue mal en el cuarto: “Absolutamente todo”.