Su primer año en La Bahía no ha podido ser mejor para Kevin Durant. El alero de Washington confirmó el 4 de julio del año pasado que ficharía por los Golden State Warriors y poco más de 11 meses después salió del Oracle Arena con el MVP de las finales bajo el brazo tras el quinto partido.

Durante cinco partidos, Kevin Durant ha demostrado por qué es el mejor de la liga por detrás de LeBron James siendo el primer jugador en más de tres lustros en encadenar cinco partidos de las finales por encima de los treinta puntos. Seis años después de caer ante LeBron James, Kevin Durant regresó a las finales de la NBA para demostrar todo su potencial. Algunos se quedarán con los más de 30 puntos promediados pero lo cierto es que Durant ha exhibido todo un arsenal ofensivo en la pista y de liderazgo tanto en el parquet como fuera. Es el go-to-guy de los Warriors, han ganado 67 partidos de Regular Season y a las 16 victorias del anillo solo hay que sumarle una única derrota lo que define una temporada legendaria. Los Warriors sellaron el triunfo el segundo intento y lo hicieron con sus dos mejores jugadores leyendo lo que el partido necesitaba de ellos en cada momento.

Como dijo Wanda: “Lo lograste”.