¿Y si llegamos a una tanda de penaltis?

Casillas y Cesc celebran el pase a la Final de 2012
Casillas y Cesc celebran el pase a la Final de 2012

Y si llegamos a una tanda de penaltis…¿qué?

Todo o nada, cara o cruz, o estás con él o contra él y más allá, o le quieres o le odias. Así es Sergio Ramos, el capitán de España que ayer tiró de galones para intentar ser, una vez más, el héroe. Y se quedó en villano. Tras fallar en el primer tanto de manera evidente, el de Camas quiso marcar el gol de la victoria, el del primer puesto. Y falló. Con estrépito además, porque el penalti difícilmente podía estar peor tirado yendo entre palos. Así es Ramos, el capitán.

El problema de España va más allá. En la época dorada de España -los últimos ocho años- los penaltis han jugado un papel capital en el éxito de la selección. Primero lo sufrió Italia en 2008 y cuatro años después, la injusticia le tocó a Portugal cuando Cesc anotó el quinto y metió a España en la final.

Casillas-le-penalti-CardozoEl problema, como decía antes, es serio. Porque cuando ayer se señalan los once metros la duda es general y muchos pensamos igual: ¿Quién lo tira? España no tiene ningún tirador para las penas máximas, ningún especialista, quiero decir. Todos saben tirar porque son profesionales pero a diferencia de años atrás cuando Villa, Alonso, Torres o Cazorla eran muy seguros desde el punto fatídico, España tiene un agujero ahí. Por el contrario tiene dos porteros más que fiables para atajar, dos que ya querrían las mejores selecciones y es que todavía recuerdo a un juvenil David De Gea echando a Francia del Mundial sub17 en la tanda. Ese mismo Mundial se perdió desde los 11 metros cuando Illarramendi (Real Sociedad), Fran Mérida (SD Hueca) y Iago Falqué (AS Roma) fallaron los suyos.

De Casillas y las tandas qué vamos a decir. Tenía 21 años cuando detuvo tres penaltis en un partido de octavos de final de un Mundial. Uno en el partido y dos en la tanda ante Irlanda en Corea y Japón. Contra los anfitriones no pudo hacer más y nos fuimos para casa. Seis años después puso la primera piedra del éxito desviando el tiro de De Rossi primero y de Camoranesi después y en 2012 paró el de Moutinho tras fallar Alonso el primero. En el Mundial no hubo tanda pero sí momento clave cuando Casillas detuvo el penalti de Cardozo en octavos. Después Alonso fallaría -a la segunda-el penalti que tuvo España. El propio Alonso es el único lanzador que ha marcado un penalti con la España de Del Bosque en una fase final. Sentenció a Francia en 2012 y adelantó a España en Brasil ante Holanda en 2014. Los demás, todo errores. Villa ante Honduras (2010) y Sudáfrica (2009), el propio Alonso ante Paraguay (2010), Ramos contra Brasil (2013) y ayer y Torres en el 10-0 a Tahití de la Confederaciones de 2015 tuvieron la misma suerte: ninguna.

ramosHay casos curiosos como el de Cesc que ha fallado cuatro de los seis que ha tirado con España, el último esta misma temporada ante Ucrania en la última jornada de la clasificación para la Eurocopa. En el lado positivo, el de Arenys marcó el definitivo en 2008 y 2012 para meternos en semifinales y final de la Eurocopa respectivamente.

El caso es que España tendría que improvisar lanzadores en caso de llegar a una tanda de penaltis. En 2008 tiraron Villa, Senna, Cazorla, Güiza y Cesc de los cuales solo el del Chelsea sigue en el equipo. Cuatro años más tarde ante Portugal Alonso, Ramos, Piqué, Iniesta y el propio Cesc fueron los encargados y solo un año después, España tuvo que tirar 7 penaltis ante Italia para meterse en la final de la Confederaciones. Xavi, Iniesta, Piqué, Ramos, Mata, Busquets y Navas fueron los pateadores y solo cuatro de los siete están en Francia. Aritz Aduriz es el jugador que más penaltis ha podido tirar en su equipo en los últimos años pero no es precisamente un tirador fiable.