LeBron levanta otro 3-1

En verano eran los campeones y no necesitaban hacer grandes movimientos, no respondieron al fichaje de Kevin Durant más que con movimientos menores: los Cavs esperaban su momento. Y ese momento ha llegado.

Primero fue Kyle Korver el que cubrió el hueco de JR Smith -vaya parche- y después llegó Derrick Williams que lejos de lo que apuntaba queda como un complemento perfecto para un contender -su año en los Knicks fue bueno- y ahora ha llegado el derechazo a la mandíbula de los Golden State Warriors. Antes de la lesión de Durant, que podría tenerle de baja toda la temporada, los Cavaliers ya tenían mejor plantel que los de Kerr y la baja del 35 les hace favoritísimos para todo. La Bahía tendrá un camino minado en los playoffs tenga o no a Durant entre los activos y los Cavaliers no tienen rival.

Podían tenerlo si Chicago y Boston hubieran acordado un traspaso de Butler por el pick 1 que, sobre el papel, parecía beneficioso para ambos. Para Boston a corto plazo ya que con Jimmy podían optar, de verdad, al trono del Este y porque los Bulls tendrían un pick alto del draft para coger un base y construir sobre él. Algo de callo tienen en esas veces, por cierto.

Con Butler en Chicago, las esperanzas de un Este discutiendo el reinado de LeBron James pasa por los Toronto Raptors que con Serge Ibaka y PJ Tucker parecen la mejor alternativa y un equipo mucho mejor que en las pasadas finales del Este pero ha caído Kyle Lowry que llegará, si eso, para la última semana de la Regular Season. Con Wizards y Celtics a un nivel tan parejo, los Raptors deberán sobrevivir sin su base All Star. Y eso es muy complicado.

El año pasado tuvieron que pasar 10 victorias y tres equipos -Detroit, Atlanta y dos partidos de Toronto, antes de que los Cavaliers perdieran un choque de postemporada. Tuvieron que viajar al Norte, cruzar la frontera y caer pero en ningún caso -ni siquiera con el 2-2- pareció que pudieran tener un problema. En el otro lado del mapa, Golden State perdió a Curry por lesión y Portland en segunda ronda les apretó de lo lindo y los Thunder les tuvieron en la lona con el 1-3 y el sexto en casa. Los Warriors se levantaron y acabaron pasando a la historia por perder un 3-1 favorable en las finales.

Y la sensación es que LeBron James ha vuelto a levantar esa desventaja. Ha pasado de ver a los Celtics con Jimmy Butler -o Paul George- defendiéndole a Celtics, Raptors y Wizards con equipos buenos pero no brillantes…y él ha fichado a Deron Williams y Andrew Bogut. Uno veía a Cleveland fichando un base y pensaba en Mario Chalmers, un buen base pero no una maravilla pero es que han fichado a Deron Williams. A Deron Williams. Y a Bogut.

El Este va a ser un solar, que levante la mano el que vea un 12-1 en los playoffs del Este. Con suerte.