Las alas de los Pelicans

anderson2

Los New Orleans Pelicans comenzaron el curso como uno de los equipos más vistosos y atractivos del presente curso. La baja de Ryan Anderson dejó cojos a los Pelicans que no consiguieron dar con la tecla hasta la vuelta del ’33’.

Anderson vivió un tormento este verano con el suicidio de su novia, Gia Allemand, que acabó con su vida el pasado mes de agosto sorprendiendo a todos. Tras su vuelta a las pistas, el ala pívot de los Pelicans ha conseguido que su equipo dé un paso adelante y cuentan tres victorias consecutivas y un balance de 6-4 en los últimos diez partidos.

El exjugador de los Magic promedia 22,6 puntos y 5,5 rebotes por partido firmando su mejor arranque en la NBA en sus pocas campañas en la élite. Drafteado por los Nets en 2.008, Anderson fue traspasado a los Magic junto con Vince Carter desde New Jersey y en la franquicia de Florida promedió 11 puntos en tres temporadas con casi un 40% de acierto desde el perímetro.

Su explosión ha llegado en unos Pelicans que aspiran a playoffs, unos puestos de honor que no pisan desde que Chris Paul abandonara la franquicia. Entre el propio Anderson, Anthony Davis, Tyreke Evans y Jrue Holiday tienen potencial de sobra para aspirar a luchar por el octavo puesto del Oeste, un octavo puesto que apunta a estar más competido que el cuarto o quinto del Este, un año más. A día de hoy solo Indiana y Miami tienen balance positivo mientras que los Wizards han alcanzado el 50% de victorias tras imponerse a los Magic.