Lakers y Phoenix peleados por quién tankea más

El traspaso de Steve Nash a Los Angeles Lakers parecía un movimiento a la desesperada de los angelinos para establecer una nueva -y madura- dinastía en la NBA pero todavía tiene flecos pendientes. Más allá de que ninguna de las cuatro estrellas de los Lakers – Kobe Bryant, Pau Gasol, Dwight Howard y el propio Steve Nash- estén fuera de la franquicia, LA continúa debiéndole un pick del draft a los Suns.

Ese pick está protegido -por LA- hasta la quinta posición este verano lo que hace que los Lakers necesiten perder partidos para tener más posibilidades de que su pick esté entre los cinco primeros y quedárselo para ellos en el primer verano de Magic y Pelinka al frente de las operaciones. Los Lakers son, eso sí, el peor equipo del Oeste pero los Brooklyn Nets están demasiado lejos como para pensar en ser el peor de la NBA.

Los Lakers siguen poniendo piedras en su proyecto de tanking y darán descanso lo que resta de temporada a Luol Deng y Timofey Mozgov para apostar por los jóvenes con Nick Young jugando unos minutos desde el banquillo. En los Suns han tomado ejemplo y Eric Bledsoe, por unas molestias en las rodillas, no volverá a jugar esta temporada con el fin de acabar en lo más bajo del Oeste. Actualmente, tienen dos victorias más que los Lakers, 22 por 20. También han visto minada su importancia Brandon Knight y Tyson Chandler. 

Con Orlando y Philadelphia con 24 victorias, los Suns podrían perder posibilidades de cara al próximo draft así que la pérdida de su base titular y jugador franquicia parece otro canto al tanking de la franquicia de Arizona.

Bledsoe no se divierte

Lo cierto es que más allá del tanking que quiere la franquicia, los jugadores son otra parte diferente. En este sentido, Eric Bledsoe dejó claro en twitter que no se divierte con este proceso y que no está contento de ser baja por unas molestias con las que lleva conviviendo desde hace tiempo.