niko-mirotic-espana

Sin Pau Gasol, en Sudáfrica para disputar el primer partido de la historia de la NBA en África, la selección española disfrutó ayer del primer evento de la Ruta Ñ 2015 con el Media Day, el día de puertas abiertas de los chicos de Scariolo en Madrid.

Desde mañana, quince hombres comenzarán a preparar el Eurobasket de este verano a las órdenes de un Scariolo que regresa con más ilusión que nunca, al frente de la selección.

La nueva generación

Como dijo José Luis Sáez, la selección de 2015 está claramente marcada por la aparición de la nueva generación de jugadores que encabeza el jugador de los Bulls, Nikola Mirotic, uno de los más requeridos ayer. Sin la lupa encima como el montenegrino pero con un peso importante en la rotación aparecen otros nombres como Álex Abrines (FC Barcelona) y el mejor joven de la última edición de la Liga Endesa, Dani Díez que jugó en el Gipuzkoa Basket y que lo hará en el Unicaja de Málaga el año que viene. Igual que ellos está Pau Ribas, llamado a tener muchos minutos tras una gran temporada en Valencia que le ha valido el fichaje por el Barcelona y, con un rol diferente, aparecen otros jóvenes como Guillem Vives o Willy Hernangómez y otro no tan joven como Quino Colom que ve recompensada su gran trayectoria en la Liga Endesa los últimos años con la llamada de Scariolo.

“El objetivo el oro, claro”

Alex Abrines está llamado a ocupar un hueco importante de lo que deja huérfano Juan Carlos Navarro con su baja aunque tiene claro que ocupar el hueco de ‘La Bomba’ “es imposible” pero que se ve capaz de asumir un rol “más importante que el año pasado”. Sobre el objetivo dejó claro que “es el oro” y que si no se pudiera la plata para conseguir el billete directo a Río 2016.

El futuro de Abrines (Palma de Mallorca, 1993) pasará antes o después por la NBA, sus derechos los tienen los Thunder de Oklahoma City aunque el balear no se marca una fecha sobre el salto: “Acabo de renovar con el Barcelona y estoy muy feliz aquí pero sí que me gustaría probar porque cada vez lo veo un poco más cerca. No a corto plazo pero igual con dos años más en Barcelona podría ser”, dijo.

“Encantado de estar aquí aunque a nadie le gusta estar por la baja de un compañero”

Quino Colom también es un rookie en la selección aunque su caso difiere mucho de los Hernangómez, Abrines o Díez y es que el andorrano es uno de los mejores bases nacionales de los últimos años en la Liga Endesa y ha visto recompensada una gran trayectoria -incluyendo un gran año en Bilbao esta campaña- con una llamada de Scariolo que, cómo no, le tiene encantado. “Hay que intentar aprovechar la oportunidad, el año en Bilbao ha sido bueno colectiva como individualmente”.

“Para mí es un sueño estar entre los 16”

“Tanto el club -Gipuzkoa Basket- como Jaume Ponsarnau me han ayudado mucho este año y para mí es un sueño estar entre los 16 tras un año muy bonito y que voy a recordar siempre”, dijo. “Creo que tengo más madurez”, respondió preguntado por qué había cambiado desde el año pasado cuando se quedó a un paso del Mundobasket.

Dani Díez (Madrid, 1993) es otro de los jóvenes y llega tras ser seleccionado como el mejor joven de la Liga tras un gran año en San Sebastián y el año que viene jugará en Málaga: “De Ponsarnau he aprendido mucho y todo el mundo me habla muy bien de Joan -Plaza-. Es un entrenador que te ayuda a mejorar”, añadió.

Elegido en el draft de este año por los Utah Jazz, Díez vio cómo sus derechos pasaban a los Portland Trail Blazers aunque no ve cercano el salto a Oregón. “Salir en el draft fue un sueño para mí, pero es un sueño muy lejano

Foto de Isabel Pita