jrsmith-knicks-2015

Charly Rosen, ayudante del maestro Zen quiso explicar el traspaso de JR Smith que se llevó a cabo en diciembre y que suponía un grito desesperado de los Knicks para aspirar a un buen pick en el draft.

“J.R. Smith exhibió un comportamiento delincuente”, fue el titular más llamativo de una serie de declaraciones a la ESPN de las que se hace eco Marca.

Tras una gira de derrotas antes Houston, Dallas y Oklahoma City, Phil Jackson decidió mantener “una charla por separado para ver qué les estaba pasando” a Shump y Tim Hardaway, que no estaban evolucionando” y con el díscolo Smith: “J.R. estaba exhibiendo un comportamiento delincuente y estaba convirtiendo en una rutina llegar tarde a las reuniones de equipo o directamente saltárselos“, informa Marca.

“Le dije a JR que tenía que llevar el peso ofensivo de la segunda unidad, dar profundidad de banquillo y que su comportamiento era inaceptable. No me respondía. Es muy sensible, parecía que iba a llorar con esos ojos. Al final me dijo que estaba teniendo unos problemas con su chica. Ni con él ni con Shumpert logré arreglar nada. Me gustaba Shump, pero tenía una personalidad muy fuerte y no era fácil para los demás compañeros”, añade.

“Le pregunte a Fisher qué jugadores eran una distracción para el equipo. Me dijo que aunque J.R. nunca se le encaraba, parecía que andaba como debajo de una nube negra. Le preocupaba que su energía negativa fuera contagiosa”, concluye. También añade que Dalembert se durmió en la charla previa a un partido.