ptb1

Cuando se supo cuál sería el nuevo nombre del Rose Garden a nadie le gustó. No nos engañemos. Pero con el tiempo le ha venido que ni pintado al equipo de Oregon pues en el Moda Center juega el equipo de moda de la Western Conference y, con el permiso de los Pacers, de toda la NBA. Muchos apuntaron a los de Vogel como candidatos al título en verano pero ¿quién señaló a los Blazers?

Tras la marcha de JJ Hickson del equipo, los Blazers tuvieron que moverse para afianzar la pintura y pescaron en Nueva Orleans. En uno de esos movimientos tan de los Pelicans y tan difíciles de explicar, a Portland llegó un infravalorado Robin Lopez, que no será como Brook pero que cumple a las mil maravillas siempre que sale al parquet.

Además Terry Stotts tiene dos estrellas de la Liga a su disposición. Damien Lillard va cada día a más y el límite del base de Oakland, que ya ganó el año pasado el Rookie of The Year, parece estar muy lejos. A su lado destaca LaMarcus Aldridge, otra de las estrellas infravaloradas de la NBA .

Sin ser estrellas, Matthews, Batum o Robin Lopez son piezas codiciadas en la rotación de la franquicia de Oregon y son piezas importantes. El galo promedia 13,5 puntos por noche, Wesley Matthews 16,2 puntos mientras que Robin López 9,2 puntos y 8,6 rebotes. Los tres son clave.

Lideran la Conferencia Oeste con 18 victorias y 4 derrotas en los primeros 22 partidos de la NBA por delante de los Spurs y los Thunder. Son el equipo de moda tras vencer a los Pacers 102-106 la noche de los siete triples de Paul George.