La NBA ya no le debe nada a Gilbert Arenas

Se quejó amargamente de su pobreza alegando que sus hijos tendrían que cambiar a un colegio público -y dejar uno en el que el Agente 0 se gastaba 90,000 dólares al año- pero lo único verídico es que la NBA  ya no le debe nada a Gilbert Arenas. Tras firmar un contrato por 6 años y 111 millones de dólares en 2008, Arenas recibió anoche su último cheque de un contrato que fue cortado y pagado en ocho temporadas en lugar de en seis debido a los diferentes cortes que ha sufrido el jugador.

Tres veces All Star tras promediar 25, 29 y 28 puntos, Arenas fue una estrella de la NBA del que muchos solo recuerda que apuntó con una pistola a Javaris Crittenton en el vestuario de los Washington Wizards. Tras ser una estrellas, una serie de lesiones de rodilla lastraron su carrera e hicieron que su contrato de 111 millones fuera pagado de malas maneras y convirtiéndose en uno de los mayores fiascos de la NBA.

arenasorlando2“El lunes los Wizards tuvieron su última conexión con Arenas a pesar de que la franquicia se limpió las manos de ese contrato hace años cuando le traspasó a los Magic en 2010. Son los propios Magic los que hoy (31/10/16) enviarán a Arenas el último cheque relativo a ese contrato de 111 millones de dólares”, apunta Yahoo! Sports.

A pesar de que Arenas venía de una grave lesión de menisco, el GM de los Wizards –Ernie Grunfeld– no dudó en ofrecerle un contrato de 18 millones al año de media; Arenas jugó solo 55 partidos tras firmar ese contrato.

Yahoo! no escatima en adjetivos a la hora de hablar de la vida que ha llevado Arenas desde que jugara su último partido en la NBA con los Grizzlies en mayo de 2012: “Ha vivido la vida multicolor. Fui cogido con fuegos artificiales ilegales en 2013 y decidió decir tonterías sobre los uniformes de la WNBA y algo de un fraude de tarjeta de crédito en su cuenta de Instagram”, dice de él. Kelly Dwyer en Ball Don’t Lie!