La NBA se vuelca con Pau Gasol

La NBA se vuelca con Pau Gasol

La noticia de Pau Gasol dejando el roster de los Portland Trail Blazers corrió como la pólvora en la mejor liga de baloncesto del mundo y el pívot de Sant Boi fue objeto de múltiples tuits de jugadores y aficionados lamentando que el plazo de su lesión le obligue a apartarse momentáneamente de la liga.

La posibilidad de que Pau Gasol haya dicho adiós a la NBA está ahí y los primeros rumores de interés del Fútbol Club Barcelona ya han llegado así que todo queda en el aire. Pau quiere estar en Tokyo 2020 y la posibilidad de ir sin haber jugado en un año entero es difícil de defender incluso siendo el mejor jugador español de todos los tiempos. España defenderá el cetro mundial y la medalla de bronce de Río 2016 -llevan tres consecutivas- y perder un hueco en el equipo para que vaya una leyenda que lleve un año sin jugar parece complicado. Incluso es difícil imaginar a Pau Gasol aceptando eso si no vuelve a jugar.

Incluso el MVP de la liga y compañero de Pau Gasol los últimos meses del curso pasado, ha dedicado un tuit a Pau Gasol diciéndole que mejore de su pie pero que, sobre todo, vaya preparando su discurso de presentación del Hall of Fame ya que todo el mundo da por hecho que el pívot de Sant Boi será nombrado miembro del HOF cuando se retire. También en esto, Pau Gasol será el primer español en lograrlo.

Grant Goldberg de Bleacher Report incluso tuiteó un fotomontaje de las camisetas ya retiradas de los Lakers donde incluye a Pau Gasol y su 16 con el mensaje «poned la camiseta de Pau al lado del 24 de Kobe, donde merece». De esta manera abrió un debate sobre si los angelinos tienen -o no- que retirar el dorsal que Pau Gasol portó en sus mejores años donde fue clave la llegada del ala-pívot/pívot español de los Grizzlies para cambiar un equipo que pretendía llegar a las finales en tres años y lo hizo en cuatro meses. Allí jugó tres finales y ganó dos anillos y el mismísimo Kobe Bryant apuntó al 16 como uno de los factores clave en aquellos Lakers campeones. La química entre ambos siempre fue determinante.